Hace ahora casi 30 años, en el otoño de 1986, se producía la puesta de largo del Aston Martin V8 Vantage X-Pack en el Salón del Automóvil de Birmingham. Es el heredero top de la serie de los Aston-DB, agotada a finales de los 60 tras varias evoluciones tanto de mecánica como de diseño.

En 1985 el Aston Martin V8 Vantage ya había mostrado su lado más rebelde el Alta Tensión, la película de James Bond, el agente 007 cuyo garaje no nos importaría tener. En ella conducía la versión más básica de este deportivo británico, que alcanzaba los 270 CV y equipado con caja manual de 5 velocidades. Fue justo al año siguiente cuando llegaría su versión culminante, este Aston Martin V8 Vantage X-Pack del que solamente fueron fabricadas 137 unidades. con un majestuoso exterior que, con ese color verde oscuro de la carrocería (cercano al clásico British Green Racing), hace de este coche una combinación de elegancia, lujo y potencia (432 CV) enviada al eje trasero ¡todo un placer adulto!

AstonMartinV8-Vantage X-pack (1280x854)

Aston-Martin-V8-Vantage-Xpack5 (1280x854)

Aston-Martin-V8-Vantage-Xpack4 (1280x854)

Su perfil lateral tiene unas líneas tan poderosas que puede hacer que se confunda incluso con un Ford Mustang. Sin embargo, las prestaciones del británico eran muchos más pues esta versión del Vantage era capaz de hacer morder el polvo a rivales italianos de alcurnia, como el Lamborghini Countach o el Ferrari Testarossa.

¿Cómo lo hacía? Gracias a un motor V8 de 5,3 litros con pistones de alta compresión Cosworth y escape deportivo, que entregaba los 432 CV ya mencionados. Era un bloque 580X de aluminio con un peso relativamente ligero con ejes de levas cuádruples (dos por cada bancada de cilindros) y 4 de corriente descendente con carburadores Weber de doble cañón (el nombre de X-Pack venía de esta configuración de carburadores), asociada a una transmisión manual ZF de cinco velocidades.

Aston-Martin-V8-Vantage-Xpack (1280x854)

La suspensión delantera independiente, muelles helicoidales y barra estabilizadora de Dion, el eje trasero con brazos tensores y muelles de suspensión y los frenos de disco en las cuatro ruedas hacían el resto.

Las ruedas, en este Aston Martin V8 Vantage X-pack son de 16 pulgadas de diámetro con un diseño de Compomotive y fueron equipadas con neumáticos Goodyear Eagle. Las mejoras del Aston Martin son numerosas, desde un interior de lujo acabado en cuero de Connolly con las alfombrillas de Wilton verdes nuevas.

Aston-Martin-V8-Vantage-Xpack9 (1280x854)

La unidad que ves en las imágenes cuenta, además, con muchas mejoras. La más destacables, que el volante fue cambiado al lado izquierdo (originalmentelo tenía en el derecho). Y es que este coche, que muchos conocen como Aston Martin V580X nunca fue importado de forma legal a Estados Unidos debido a las regulaciones de emisiones contaminantes. El coche original fue enviado el 1 de agosto de 1987 al concesionario oficial de Aston Martin en Edinburgo.

El hecho de que cuente con una línea muy del gusto americano (similar a un muscle car), que esta versión X-pack fuese además de la más potente la que despidió al V8 Vantage, hacía imaginar que, cuando fue subastado en enero en Arizona, alcanzase un valor muy alto. Y lo hizo, pues fue vendida por 396.000 euros… si bien se esperaba que pudiese alcanzar el medio millón de euros.

Fuente: RM Sotheby´s
Fotos: Erik Fuller, cortesía de RM Sotheby’s

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta