Parecía bastante claro cuando afirmábamos que el coche autónomo de Google es el principal valor de la empresa de cara al futuro que el gigante de Mountain View acabaría por desarrollar su propio vehículo. Hasta el momento habíamos visto cómo el desarrollo de la conducción por parte de Google había contado con Toyota Prius y Lexus RX modificados, que han demostrado su pericia incluso callejeando, más allás de circular en carretera. Pero eso puede estar a punto de finalizar, ya que acaban de anunciar que llevará a cabo su intención de comenzar a fabricar sus propios coches no tripulados.

Fue el Sergey Brin, cofundador de la empresa, quien confirmó ayer la noticia, durante una rueda de rensa en California. Su objetivo es mejorar la seguridad y llevar un paso más allá la movilidad de buena parte de la población, como los ancianos, niños o los discapacitados (hace tiempo ya mostraron un vídeo de un ciego utilizando uno de sus coches.

El primer prototipo tiene muy poco que ver con los coches que hoy conocemos. Y es que, cuando un coche no necesita de un conductor para moverse, su diseño puede cambiar mucho. Y esta revolución queda patente en su interior, donde no hay volante ni pedales, tan solo un botón para avanzar y otro para detenerse. El coche tendrá capacidad para dos personas, será eléctrico y alcanzará una velocidad máxima de 40 km/h con el objetivo de garantizar la seguridad. Esta es la idea de Google para “mejorar la vida de las personas, transformando su manera de trasladarse”.

coche Google renderSegún cuentan desde Google, el vehículo utiliza una combinación de sensores láser y de radar, así como una cámara para conducir de manera autónoma. PSe elaborarán mapas pensados específicamente para el programa que lleva integrado el coche y que ya se prueban en los primeros prototipos.

“Estamos muy emocionados por este vehículo, ya que nos permitirá avanzar en la tecnología de conducción automática y entender sus limitaciones”, aseguraba Chris Urmson, director del proyecto, a la cadena británica BBC. La ide es que en un año estos vehículos circulen por las carreteras estadounidenses. Antes habrá que lidiar con otro problema: Las leyes californianas obliga a los pasajeros de estos vehículos a estar atentos para tomar el control del vehículo en caso de emergencia. Los anteriores coches modificados eran vehículos “normales”, al fin y al cabo, pero surge la duda de si la ley considera un botón de parada suficiente como “para tomar control del vehículo”.

Chris Urmson habla de una flota de 200 unidades del coche de Google, de las que 100 se empezarán a fabricar ya mismo. Estas primeras unidades sí contarán con mandos de control de emergencia para realizar en carretera abierta, pero el modelo que se fabrique en serie ya prescindirá de ellos. Una vez que se ocnsideren viables, el próximo paso es crear su servicio de taxis autónomos, al más puro estilo de Desafío Total. Y es que el futuro de la publicidad para Google pasa por crear un servicio de transporte gratuito a la ubicación del anunciante.. y es aquí donde entran en juego estos pequeños vehículos. Será entonces cuando a todos se nos quede la mima cara de alucionados que a los primeros afortunados en montar en él:

Fuente: Google Blog

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta