Desde hace ya algún tiempo, la empresa Google está muy interesada en los coches autónomos y realizada pruebas con Toyota Prius desde 2010 en California. Después de recorrer más de 225.000 km sin conductor (supervisado y controlado y en situaciones de circulación adecuadas), ahora el gigante tecnológico trae un experimento en el que se muestra uno de los posibles usos de estos vehículos, como es el transporte de las personas con discapacidades, que no pueden conducir (más allá de participar en rallies)

Google lo presenta en un vídeo de su canal de Youtube, que muestra el viaje de Steve Mahan, un hombre con una discapacidad visual de un 95%, recorriendo su ciudad a bordo del Toyota Prius de Google, que además de estos coches autopilotados muestra un enorme interés en coches eléctricos.

“Estoy muy por encima de lo que se considera estar legalmente ciego”, comenta Mahan en las imágenes, en las que explica cómo la pérdida de visión le impide hacer cosas que antes podía y el papel que podría jugar un automóvil como el de Google en su día a día.

“Esto me daría la independencia y la flexibilidad para ir a lugares donde tengo que ir y quiero ir cuando necesite hacer cosas”, aseguró Mahan. Mahan hizo dos paradas, en un establecimiento de comida rápida donde hizo un pedido y en el aparcamiento de una lavandería para recoger ropa. En el vídeo se ve cómo el volante gira solo y el coche circula siguiendo las normas de tráfico mientras que Mahan come tranquilo lo que acaba de encargar.

El vehículo está equipado con un sistema de radares y láser para conocer su ubicación y durante la prueba el copiloto de Mahan usaba un ordenador portátil que estaba conectado al coche.

Google explica en YouTube que la conducción con Steve Mahan se realizó en “una ruta cuidadosamente programada” y que la experiencia fue «un experimento técnico» que ofreció “una mirada prometedora sobre lo que la tecnología autónoma puede un día conseguir si se logra una tecnología rigurosa y se cumple con los estándares de seguridad”.

Google considera que los vehículos no tripulados podrían ayudar a reducir los accidentes de tráfico y a realizar una conducción más eficiente desde el punto de vista energético. El Estado de Nevada ya los ha incluido en su reglaamento jurídico para legalizar su circulación y ya conocemos experimentos y ensayos parecidos de coches sin conductor en Europa y en China.

Este es el vídeo del último experimento de Google:

6 COMENTARIOS

  1. […] tiempo nos hacíamos eco de sus primeros 500.000 km sin accidentes y también vimos cómo un ciego podría ir al volante). La patente, llamada “Conversiones de transporte a medida al lugar físico del anunciante” se […]

Deja una respuesta