Una de las motos eléctricas más pequeñas del mercado tiene nombre de simio, y un origen muy infantil. Tanto, que nació a raíz del boceto de una niña de 10 años. Su pequeño tamaño puede engañar, pero no es de juguete. De hecho puede alcanzar hasta 30 km por hora gracias a su motor de eléctrico de 48V y 350W que se sitúa en la parte trasera. Y alcanza hasta 60 km de autonomía por carga.
motochimp

La marca singapurense Vanda Electrics ha diseñado esta moto de pequeñas dimensiones (de rueda a rueda mide tan sólo 75 centímetros) para los desplazamientos urbanos (no os podéis ir de vacaciones con ella si no es dentro de la mochila). Su instrumentación es muy sencilla ya que sólo recurre a una pantalla digital junto al acelerador.

Fabricada en aluminio, se puede encontrar en tres apetecibles y chillones colores, por si luego no la encuentras. Se carga con una batería de ión-litio que se sitúa bajo la rueda trasera. El enchufe bajo el asiento permite cargarla al completo en una hora utilizando una toma de corriente convencional. Además tiene un sistema de arranque sin llave. Y cuenta hasta con intermitentes.

vanda-electrics-motochimp-11

La Motochimp ha sido presentada en la Feria Internacional de Diseño Industrial de Shenzhen, China, y saldrá a la venta primero en Japón, después Asia, Reino Unido y Europa. El precio de salida es de 2.000 dólares, unos 1.800 euros. Esperemos que este caramelo venga con geolocalizador y sistema antirrobo. Y que llegue para la próxima carta a los Reyes Magos.

Fuentes: Motochimp
Galería de imágenes (de Vanda Electrics):

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta