Ya está aquí. Apenas una semana después de conocer al Mercedes Clase C Coupé 2016 la marca de la estrella presenta su variante deportiva, el nuevo Mercedes-AMG C 63 Coupé. Los especialistas de Affalterbach tenían que esmerarse con esta variante, que le reporta buena parte de sus ventas. Se vanaglorian de haberlo conseguido y así lo anuncian: el Clase C más deportivo de la historia. Estará, como ya es habitual en los últimos lanzamientos de los Mercedes-AMG, con dos variantes, el C63 de 476 CV y C 63 S con 510 CV.

Empecemos a desgranar el coche por el principio, la parte visible. Hacía mucho tiempo que no veíamos un C 63 Coupé (el último lanzado por la compañía fue el C G3 AMG Coupé Black Series, en 2011) y los cambios son muy notables. Se ha pasado de unas líneas rectas, muy técnicas, a unas más orgánicas, cambios iniciados en la gama por el Mercedes Clase S. Pero poco tiene que ver con la variante coupé convencional o el Mercedes-AMG C 63 sedan. Nos indican que apenas se han mantenido los paños exteriores de las puertas, techo y tapa del maletero.

Mercedes-AMG C 63 S Coupé (C 205) 2015

El resto de paneles de la carrocería del Mercedes-AMG C 63 Coupé 2016 se han fabricado ad hoc para esta variante. Los ejes han sido ensanchado (64 milímetros delante y 66 detrás), para dar cobijo a  unas vías y neumáticos más anchos (de 255 milímetros los delanteros y 285 los traseros, sobre llantas de 18 o 19 pulgadas de serie en función de la versión). Eso ha obligado a rediseñar aletas y darle ese aspecto tan intimidatorio, pero también cambian más cosas.

En el frontal nos encontramos con unas enormes entradas de aire, la parrilla de nuevo diseño con el logo AMG. Destaca el spoiler delantero con forma de “A” y el splitter, para generar más carga aerodinámica en el eje delantero. Algo más arriba, un capó hasta 6 cm más largo con unas líneas de expresión que parecen avisar de que ahí debajo se oculta algo muy serio.

Mercedes-AMG C 63 S Coupé (C 205) 2015
Mercedes-AMG C 63 S Coupé (C 205) 2015

La parte trasera, protagonizada por unas generosas salidas de escape, cuenta con un eje trasero específico, así como un chasis reforzado en determinados puntos para mejorar las aceleraciones laterales, la capacidad de tracción y la agilidad.

Mercedes-AMG C 63 S Coupé (C 205) 2015

Dentro se ha trasladado toda la deportividad. Partiendo del habitáculo del Clase C Coupé, cuenta con asientos deportivos tapizados en cuero Artico y microfibra Dinámica, si bien como opción se podrán elegir los Performance, que permiten conducir en una posición más baja y mejoran la sujeción lateral. Piel, aluminio cepillado, y fibra de carbono son los protagonistas principales.

Mercedes-AMG C 63 S Coupé (C 205) 2015

Para luchar de tú a tú con los principales rivales de su categoría, el Audi RS5 y, sobre todo, el BMW M4, se necesita bastante más que una fachada bonita. La clave es el comportamiento dinámico y para ello hay que partir de una buena mecánica. En Affalterbach han optado por el V8 biturbo de inyección directa de gasolina, con cuatro litros de cilindrada que ya monta la variante sedán y familiar. Estará disponible con dos niveles de potencia, 476 o 510 CV y ambas limitan su velocidad máxima se ha limitado a 250 km/h… pero si se equipa el paquete AMG Performance pueden llegar a los 290 km/h. Estas son sus características principales:

Mercedes-AMG C 63 Coupé Mercedes-AMG C 63 S Coupé
Potencia 476 CV
a 5.500 – 6.250 rpm
510 CV
a 5.500 – 6.250 rpm
Par 650 Nm 700 Nm
Peso 1.710 kg 1.725 kg
0-100 km/h 4 seg 3,9 seg

Sobre el papel, cuenta con más potencia que el BMW M4 (431 CV), pero también pesa 140 kg más, que no es poco. El Audi RS 5 se queda algo más cerca en potencia (450 CV), pero pesa más (1.490 kg). Otro rival es el Lexus RC F (su motor V8 atmosférico rinde 468 CV), pero que resulta de los más pesados del grupo (1.765 kg). Habrá que esperar a conocer la lista de precios (y probarlo) para ver cómo queda el cuadro comparativo completo.El propulsor transmite su potencia a las ruedas traseras a través del cambio de doble embrague AMG Speedshift MCT de 7 velocidades ya visto en otras carrocerías del AMG C 63. Pueden cambiarse manualmente mediante las levas en el volante y es configurable para que actúe de diversos modos (el C 63 S cuenta con uno exclusivo, el Race, pensado para circuito. No es algo clave en un modelo de este tipo, pero el cocnsumo que homologa, de 8,9 l/100 km está muy bien si tenemos en cuenta sus capacidades.

Mercedes-AMG C 63 S Coupé (C 205) 2015

En el eje motriz nos encontramos con un diferencial autoblocante mecánico, que en el caso del C 63 S es electrónico, más sensible y rápido que el tradicional, según el fabricante. Eso ayudará en conducción deportiva, mientras que la amortiguación variable (AMG Ride Control) se puede configurar para que no sea tan dura en el uso diario de este auténtico deportivo.

El Mercedes-AMG C 63 Coupé será presentado en el Salón de Frankfurt. Mientras tanto, te dejamos con su primer vídeo oficial:

Fuente: Daimler
Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta