Audi lo presentó en el pasado Salón de Fráncfort y llegará a España el próximo mes. El nuevo Audi RS5, la variante más deportiva del A5, se ha actualizado, aunque conservando sus principales señas de identidad, esto es, continúa fiel al motor V8 FSI de 4,2 litros que homologa 450 CV a 8.250 rpm y un par máximo de 430 Nm.

Tendrá, como no podía ser de otra manera, tracción total Quattro y cambio S Tronic de 7 velocidades con Launch Control. Tampoco ha “abandonado” sus magníficas prestaciones, propias de un coupé deportivo: 0 a 100 km/h de 4,6 segundos y una velocidad punta de 250 km/h que sin limitación se puede disparar hasta los 280 km/h. Todo por seguir poniéndoles las cosas difíciles al Mercedes Clase C 63 AMG Coupé y el BMW M3 Coupé.

Lo que sí ha variado algo es el precio: partirá en nuestro país de los 87.830 euros, un coste algo superior (concretamente 600 euros) al de su predecesor.

Sus dimensiones han variado: la carrocería es 0,79 pulgadas más baja que la del A5, y, gracias a algunos ensanchamientos y puntas más pronunciadas, la apariencia resulta más baja, ancha y agresiva. En total, es 0,91 pulgadas más largo y 0,24 pulgadas más ancho.

Los principales cambios de este nuevo RS5 tienen que ver con la estética, como  los grupos de faros y pilotos traseros, parrilla con detalles en grafito y un chasis que ha tenido una nueva puesta a punto para lograr mantener e incluso mejorar su rendimiento dinámico, especialmente en condiciones deportivas. A esto se añade doble salida de escape ovalada. Continúan los numerosos emblemas ‘RS5’ repartidos por el volante, el cuentarrevoluciones o el pomo de la palanca de cambios.

Más novedades: las llantas, que pueden ser de 19 con neumáticos 265/35. Además, incorpora detalles en grafito que se aprecian en las llantas, espejos retrovisores, marcos de las ventanillas. Frenos a discos con 365 mm de diámetro y pinzas de freno de 8 pistones pintados en color negro brillante y sistema ESP con modo deportivo que se puede desconectar. Entre los elementos opcionales, se puede elegir discos cerámicos reforzados en fibra de carbono y amortiguadores Dynamic Ride Control que se encargan de gestionar la dureza de los mismos en forma variable y en función del punto de apoyo en curba

Respecto a su interior, nuevas inserciones en el salpicadero y la cobertura del respaldo de los asientos delanteros en el mismo color de la carrocería, que le proporcionan un aspecto aún más deportivo y divertido. Además, van tapizados en piel Alcantara. El volante ha sido achatado en la parte inferior.

Galería de fotos del Audi RS5 2012

Ver galeria (26 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta