Hoy es un gran día para la industria del automóvil europea. Saab reinicia la producción en serie del Saab 9-3, en su planta de la localidad sueca de Trollhattan. Es el principio del fin de un calvario que comenzó en 2010 y que te resumimos en cinco puntos:

  • General Motors vende Saab a Spyker Cars en 2010. Eso la salvó de la desaparición, como le ocurrió a otras marcas del grupo como Pontiac o a Saturn.
  • A Spyker fue difícil rentabilizar a Saab en esa época de crisis… Por eso, a pesar de luchar contra la suspensión de pagos, finalmente hubo que cerrar las instalaciones en Trollhattan, Suecia.
  • La administración concursal recibió ofertas chinas e indias, pero General Motors ejerció su derecho de veto, ya que les preocupaba el destino de sus tecnologías.
  • Finalmente, un grupo llamado National Electric Vehicle Sweden AB (NEVS) se hizo con Saab en agosto de 2012. A pesar de su nombre, NEVS es consorcio internacional, formado por capital japonés, sueco y chino (a principios de este año, la ciudad china de Qingdao compró el 22% ). Tienen la más avanzada tecnología en materia de electrificación, pues suministran baterías a los autobuses urbanos en China.
  • El agosto de 2013, los trabajadores vuelven a la fábrica. Empiezan a fabricar las unidades pre-serie del futuro 9-3 que hoy ya sale de la línea de montaje.

Nuevo logotipoLos planes de Saab, ahora propiedad National Electric Vehicle Swedenor (NEVS), figura empezar la comercialización de este modelo en 2014, empezando por los mercados sueco y chino y su posterior expansión al resto. En los planes de Saab España ocupa un lugar importante, ya que antes del proceso de quiebra representaba el quinto país en ventas para la marca.

El 9-3 que salga de Trollhattan apenas recogerá modificaciones, pero incorpora un nuevo logotipo de la marca. Los mayores cambios son internos y mecánicos, ya que algunos de los proveedores quebraron con Saab y ha habido que sustituirlos, al igual que muchos elementos procedentes de General Motors.

La planta de Trollhattan ha estado improductiva los últimos tres años, por lo que ha necesitado reformas en su línea de producción, y ahora cuenta con una plantilla entre 400 y 500 personas, la necesaria para la reanudación de la actividad, si bien se irá incrementado conforme a los ritmos de producción. En los buenos tiempos llegó a tener 3.500 trabajadores, aunque los nuevos propietarios no creen que se llegue a este registro de empleados.

Mattias bergman junto al primer pre-seriesEntre los planes de Saab NEVS está el lanzamiento a mediados de 2014 de un vehículo eléctrico basado en el 9-3, y más adelante otro modelo eléctrico de tamaño compacto.

En la nueva andadura de Saab participará también la empresa china Beijing National Battery Technology, que gestiona una planta de fabricación de baterías de vehículos eléctricos. NEVS, propiedad al 78 % de National Modern Energy Holdings Ltd. (NME Holdings Ltd.), fue fundada en 2004 por su propietario principal, Kai Johan Jiang, y registrada en las Islas Vírgenes Británicas, aunque se gestiona desde Hong Kong.

NME Holdings es el propietario de State Power Group, una empresa domiciliada en Beijing, que ha sido pionera en el desarrollo de energía limpia y renovable en China, a partir de plantas de biocombustibles de alta eficiencia. El Grupo, que cuenta con 8.200 empleados, opera 31 plantas de biocombustibles y participa activamente como grupo dentro de la tecnología de desarrollo de la energía eólica, el almacenamiento eficiente de la energía, las baterías para los vehículos eléctricos y calderas de biocombustibles. La ciudad china de Qingdao es dueña del 22 % de NEVS a través de su filial Qingdao Qingbo Investment Co Ltd, que se dedica a las inversiones en empresas ecológicamente responsables.

Fuente: Saab

1 COMENTARIO

Deja una respuesta