Las mayores novedades de la marca coreana este año será la remodelación de su SUV compacto, el  SsangYong Korando 2017, y el nuevo SsangYong Rexton 2018 que conoceremos de primera mano a mediados de año. Eso no significa que haya olvidado a los últimos lanzamientos. Y es que la marca del Grupo Mahindra ha apostado por incluir mejoras de seguridad y equipamiento en los Tivoli y XLV.

Bajo el nombre del SASS (Seguridad Activa de SsangYong), la firma coreana engloba hasta seis diferentes asistentes a la conducción que están ya disponibles en el acabado Limited (el más alto de gama de los Tivoli y XLV, que suponen el 50% de las ventas).

Funcionan gracias a una cámara frontal, que envía la información de lo que ve (52º de visión horizontal, 38º de visión vertical y apenas pesa 130 gramos) a una unidad de control. En función de los datos, actúa sobre ABS, ESP y motor. Son estos seis sistemas:

Advertencia de riesgo de colisión frontal (FCW)

Avisa al conductor mediante una alerta sonora en caso de riesgo de colisión con un vehículo o peatón. Reduce así los riesgos de pequeñas colisiones y es especialmente útil en tráfico urbano. Funciona entre 8 y 180 km/h para detectar vehículos y entre 8 y 70 km/h para detectar peatones.

Sistema de frenado de emergencia autónomo (AEBS)

Es capaz de prevenir un accidente o reducir la velocidad de impacto aplicando toda o parte de la fuerza de frenado de forma automática. Así, es capaz de evitar o reducir consecuencias de un accidente con otro vehículo y de un atropello a un peatón.

Mide la velocidad y trayectoria del vehículo, así como la distancia con el vehículo precedente y su velocidad. Funciona entre 8 y 60 km/h para coches y peatones midiendo los parámetros de velocidad y trayectoria propia y la distancia y velocidad con el vehículo que circula delante.

Tras detectar al vehículo, envía una advertencia sonora al conductor y, si no se lleva a cabo ninguna acción, el sistema toma el control de los frenos temporalmente. No funcionará si se realiza un giro brusco del volante, si se levanta el acelerador o si el vehículo precedente sale del campo de visión, pues el sistema entiende que hubo actuación humana.

Advertencia de salida de carril (LDWS)

Avisa con una alarma sonora al conductor si abandona el carril por el que circula sin haberlo indicado con los intermitentes. Evita las posibilidades de invador el carril contrario (por despiste o cansancio) y funciona entre los 60 y 175 km/h.

Sistema de permanencia en el carril (LKAS)

Avisa del abandono de un carril… y corrige la trayectoria si no ha sido indicada con los intermitentes. Funciona entre 60 y 175 km/h y corrige de forma automática. Su acción dura diez segundos y no permite soltar las manos del volante durante más de 15 segundos, ya que hay un sensor en el volante que detecta si el conductor realiza correcciones (no en el aro, sino en la base del mismo).

Asistencia de haz de luz (HBAS)

Controla automáticamente la posición la luces de los faros delanteros, cambiando de cortas a largas sin intervención humana. Funciona desde 35 km/h y produce en el conductor una mayor comodidad y seguridad, ya que no requiere el accionamiento manual. El alumbrado debe estar en modo automático y las luces de largo alcance, activadas.

Sistema de reconocimiento de señales de tráfico (TSR)

Es capaz de reconocer determinadas señales de tráfico (límites de velocidad, prohibición de adelantamiento y fin de la limitación) desde 10 a 130 km/h. Las reproduce durante 5 segundos en el cuadro de instrumentos.

La llegada de este paquete a los SsangYong Tivoli 2015 y SangYong XLV 2016 los coloca como los que más sistemas de ayuda a la conducción pueden contar si los comparamos con sus principales competidores (que o bien no pueden contar con ellos o los incluyen en la lista de opcionales). El paquete SSAS de YangYong está disponible en el Tivoli a partir de 17.250 euros (en la versión 4×2 Limited de gasolina) y en el XLV, desde 18.600 euros (en la versión 4×2 Limited de gasolina).

Hay también otras novedades estéticas y de comfort en la gama 2017 de estos modelos:

  • Tivoli 2017: El acabado Premium suma el sistema de audio de 8 pulgadas con cámara trasera, con navegación opcional. El Limited tendrá nuevas llantas de 18 pulgadas plata y negras. Gana los asientos reclinables 32,5º, un práctico arcón modular en el maletero, un nuevo parabrisas, portabebidas y soporte de cinturones en las plazas traseras y mejor localización de los anclajes Isofix. El acabado más completo pierde los asientos y volante calefactables.
  • XLV 2017: El Limited gana la dirección con regulación en profundidad, cambia su parabrisas delantero y mejora la visualización de los anclajes Isofix. Pierde también los asientos y volante calefactables

Fuente: SsangYong
Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta