Logo de Noticias Coches
Fabian Kirchbauer Photography
Nuevos desde34.749 €
Mario Nogales

BMW X1 2023

El BMW X1 2023 es la tercera generación del modelo de acceso a la gama SUV de la firma alemana. Un modelo que sustituye al anterior que llevaba en el mercado desde 2019 y al que supera en muchos aspectos. Cambia en lo estético, mejora en lo tecnológico y viene con una esperada versión eléctrica: el BMW iX1. Su llegada a los concesionarios está programada para octubre de 2022, aunque hay versiones que llegarán a finales de año.

El nuevo X1 continúa con esa línea de diseño todocamino tan marcada en BMW, aunque con modificaciones interesantes para no quedarse atrás frente a la competencia. En general, se percibe como un modelo más musculoso gracias a sus formas marcadas, con un frontal que opta introducir algo más de verticalidad. Lo hace mediante una parrilla de riñones prácticamente cuadrada, que va marcada por líneas cromadas o negras en función del acabado y cuenta con tecnología de aerodinámica activa.

También son nuevos los faros con tecnología Matrix LED adaptativa, así como un parachoques que ofrece una mayor robustez mediante las protecciones de los bajos. Eso se repite en varios puntos de la carrocería, aunque con el paquete M Sport se ofrece más deportividad a través de paragolpes específicos. Convencen detalles como los tiradores de las puertas enrasados para favorecer el coeficiente aerodinámico. Por otro lado, las llantas van desde las 17 hasta las 20 pulgadas, un tamaño que todavía no había aparecido en este BMW X1.

Se mantienen unas barras de techo bastante discretas y en la zaga vemos como se mantiene la esencia del modelo. Es la zona que más recuerda a su antecesor, aunque con algunos cambios notables. Se nota a través de esa luna más estrena, con los llamativos pilotos LED que estrenan firma lumínica o con una especie de difusor más prominente en la parte inferior.

Aumentan las dimensiones en el BMW X1 de forma considerable. Se queda con4.500 mm de longitud (que son 53 mm más que su predecesor), 1.845 mm de anchura (+24 mm) y 1.642 mm de altura (+44 mm). También aumenta la distancia entre ejes 22 mm o el ancho de vías en 31 mm, al tiempo que se reduce su coeficiente aerodinámico hasta los 0.26 Cx.

Eso se va a traducir en un interior más habitable, sobre todo en las plazas traseras. La segunda fila de asientos opcionalmente puede ser una banqueta con desplazamiento longitudinal que se mueve 13 cm para jugar con el espacio. Los respaldos de los asientos traseros están divididos en disposición 40:20:40 de serie y el maletero va desde los 540 a los 1.600 litros con los asientos abatidos en las versiones de combustión. En los híbridos enchufables y el eléctrico se reduce su capacidad hasta los 490 y 1.495 litros con los asientos plegados.

BMW X1 2023. Motor

La gama mecánica es probablemente el punto más novedoso en el BMW X1 2023. Experimenta una revolución total al abrazar la electrificación y ofrecer versiones aptas para todo tipo de necesidades. En su lanzamiento al mercado solamente estarán las dos más tradicionales de combustión. Por un lado, aparece el gasolina X1 sDrive18i, que es el modelo de acceso con un motor de tres cilindros y 1.5 litros que entrega 136 CV a las ruedas delanteras. Le sigue el diésel X1 sDrive18d con sus cuatro cilindros y 2.0 litros para llegar hasta los 150 CV de potencia.

Para el mes de noviembre saldrán dos versiones híbridas enchufables de este BMW X1 para beneficiarse de la etiqueta CERO. El X1 xDrive25e cuenta con un motor de gasolina de tres cilindros en el eje delantero junto a un motor eléctrico trasero y una batería para formar este sistema de propulsión. Entrega una potencia combinada de 245 CV y su autonomía eléctrica estará entre los 78 y los 89 km. El X1 xDrive30e mantiene ese mismo esquema y la tracción total, aunque con un aumento de potencia hasta los 326 CV y unas prestaciones interesantes.

Al BMW iX1 eléctrico le dedicamos su propio espacio debido a la importancia de su llegada.

BMW X1 2023. Equipamiento

El habitáculo del BMW X1 evoluciona notablemente y suma novedades que ya hemos ido viendo en otros modelos de la gama. Lo más llamativo es el BMW Curved Display, esa combinación de pantallas en el mismo marco curvo que ya vimos en el Serie 2 Active Tourer. Está formado por una pantalla táctil principal de 10,7 pulgadas que va en línea con la instrumentación digital de 10,25 pulgadas y emplea el último sistema BMW iDrive para asegurar un funcionamiento a la altura. Llama la atención el nuevo diseño de la consola central y el generoso hueco que deja.

Entre su equipamiento destaca una gran variedad de ayudas a la conducción. De serie lleva el control de crucero con función de frenado y el sistema de aviso de colisión frontal, además del asistente de aparcamiento y de marcha atrás. Opcionalmente se puede completar con algunos sistemas como el asistente de guiado y mantenimiento de carril, el Control de Crucero Activo con función Stop&Go, la navegación activa, el aviso de salida del carril, el BMW Head-Up Display, la visión panorámica, la vista 3D o el BMW Drive Recorder y Remote Theft Recorder.

Galería de fotos:

  • BMW
  • BMW X1
  • todocamino