Artboard
Inicio>Marcas>Chevrolet>Corvette 2020

Chevrolet Corvette 2020

Mario Nogales 19/07/2019

Atravesamos tiempos de cambio y eso también afecta a la industria automotriz. Hemos visto hacer SUV a marcas de las que nunca lo esperaríamos, otras que cambian la propulsión por la tracción delantera y una clara tendencia hacia la electrificación. Con esta introducción queremos decir que casi nadie puede huir de las modas, ni siquiera cuando es un producto que mantenía la misma configuración desde hace más de medio siglo. El ejemplo principal está en el Chevrolet Corvette 2020, la nueva generación del genuino deportivo americano.

Fue presentado en 1953 como un vehículo con motor delantero y tracción a las ruedas traseras, algo que había permanecido inalterado durante siete exitosas generaciones. Sin embargo, este nuevo Corvette C8 ha cambiado de paradigma y llega con motor central por primera vez en su historia. Este enorme cambio parece haber estado motivado por su competencia. En Europa gustan los deportivos con motor central y, aunque algunos como Ferrari o McLaren en una escala superior por potencia y precio, el nuevo Corvette podría restarles algunas ventas.

A nivel estético se ha llevado a cabo una evolución lógica. El frontal sigue siendo muy Corvette, con esas líneas marcadas y afiladas que caracterizaban a la anterior generación. Llaman la atención esas generosas tomas de aire o los nuevos faros LED. Desde el lateral se aprecia la nueva disposición, con la cabina que se mueve hacia delante debido a que no es necesario un capó tan largo para dar cabida al motor.

Si desde el perfil se veían esas novedades y destacaban elementos como las tomas de aire laterales o las llantas (de 19 pulgadas delante y 20 pulgadas detrás), en la zaga sí que ha habido un cambio radical. Vemos unas líneas muy horizontales presididas por el alerón trasero y en la zona inferior un difusor en color negro con dos salidas de escape dobles. Por supuesto, a través de esa luneta trasera se ve la mecánica del nuevo Chevrolet Corvette.

También es obligatorio hablar de las nuevas dimensiones de esta octava generación. La transformación para cambiar la posición del motor se ha saldado con un crecimiento ligero en prácticamente todas sus cotas. El deportivo americano tiene una longitud de 4.630 mm, una anchura de 1.934 mm y una altura de 1.234 mm. La distancia entre ejes se extiende hasta los 2.722 mm y su peso aumenta hasta los 1.530 kg en vacío.

Chevrolet Corvette 2020. Motor

Esa mecánica en posición central sí que se mantendrá fiel a la filosofía de la marca y del modelo. En el Chevrolet Corvette Stingray que ha sido presentado aparece el motor LT2 Smal Block, un V8 atmosférico de 6.2 litros que deriva del LT1 que veíamos en la generación anterior. Va ligado a una transmisión automática de doble embrague y ocho velocidades. De momento no se ha hablado de una posibilidad de montar una caja de cambios manual en este modelo.

El Corvette Stingray, que es el modelo base, ya cuenta con 502 CV y 637 Nm de par. Seguramente con el tiempo vayan llegando versiones más radicales (como el ZR1), pero sus prestaciones tampoco pasarán desapercibidas. Con el paquete Z51 Performance (que es opcional) se habla de una aceleración de 0 a 96 km/h en menos de 3 segundos y también de una velocidad máxima que ronde los 300 km/h.

A nivel dinámico, el Chevrolet Corvette promete un comportamiento equilibrado gracias a una serie de mejoras. Tener motor central le aporta una respuesta más directa, al tiempo que se ha optimizado el reparto de pesos. Estrena un sistema de frenos eBoost de mayor potencia y unos neumáticos Michelin Pilot Sport. Con el paquete Z51 anteriormente citado se suman algunos elementos adicionales, mientras que el Magnetic Ride Control 4.0 también está disponible opcionalmente.

Chevrolet Corvette 2020. Equipamiento

En el interior del Chevrolet Corvette también se ha visto una evolución más que considerable. Todo gira en torno al conductor, con un puesto muy envolvente gracias a esa prominente consola central. Llaman la atención los botones de la climatización y otras funciones, que van situados en ese borde exterior en posición vertical (habría que ver su usabilidad). También hay una pantalla principal que va inclinada ligeramente hacia el conductor.

Desde el asiento protagonista se puede ver el nuevo volante deportivo, que tiene unas formas muy cuadradas y que llama la atención por ser más alto que ancho. A través de él, la vista alcanza una instrumentación digital también de nueva factura con unos gráficos claros y totalmente personalizable. Aunque se sabe poco de la llegada de este Chevrolet Corvette a Europa (entendemos que será muy limitada), en Estados Unidos tendrá un precio de partida por debajo de los 60.000 dólares.

Fuente: Chevrolet

Galería de fotos:

Ver galeria (63 fotos)