Hoy 12 de octubre de 2018 ha comenzado el nuevo etiquetado de combustibles para vehículos de carretera. Ya te habíamos hablado sobre ello cuando la Unión Europea aprobó el texto, pero tras las dudas que nos han hecho llegar muchos usuarios desde las Redes Sociales, hemos decidido aclarar un poco los términos y tranquilizarte, porque los cambios son mínimos para el usuario.

¿Por qué se hace esto entonces? ¿Tiene sentido? ¿Será más fácil equivocarse de combustible al repostar? Veamos:

¿Por qué un nuevo etiquetado de combustibles?

Los 28 estados miembros de la Unión Europea, los países del EEE (Islandia, Liechtenstein y Noruega) y también en Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía han acordado un sistema que ayude a los consumidores a seleccionar el combustible más apropiado para su vehículo.

¿Cómo identificar el combustible?

A partir de ahora, esto funciona de este modo:

  • Gasolina: es un círculo, donde la “E” designa los biocomponentes específicos presentes en la gasolina). Porque sí, a pesar de que se trata de un derivado del petróleo, toda la gasolina a la venta en nuestro país cuenta con un porcentaje de etanol. De este modo encontrarás E5 (un 5% de etanol), E10 (un 10%) y E85 (un 85%). El primero se corresponde con la gasolina 95 y el segundo con la gsaolina 98.
  • Gasóleo: es un cuadrado, donde la “B” designa los componentes específicos de biodiésel presentes en el gasóleo. Si en lugar de eso ves que es “XTL” significa diésel sintético, es decir, que no deriva del crudo de petróleo).
  • Gas: los coches de GNC, gas natural licuado y GLP están representados con un rombo, así como los de hidrógeno.

Pero, como decíamos al principio, tranquilo. Estas etiquetas no sustituyen a las denominaciones comerciales. Cumplen la función de ser complementarias a las ya existentes, con el único propósito de que los consumidores cuenten con la mayor información posible. La etiqueta de combustible es una herramienta que ayuda a los consumidores a verificar que han seleccionado correctamente el combustible apropiado para su vehículo.

¿Dónde estárán las etiquetas?

Las etiquetas deben estar colocadas en los nuevos vehículos matriculados desde el próximo 12 de octubre de 2018, en la tapa del depósito y en las especificaciones del manual del vehículo.

Además, desde la misma fecha las podremos ver en los surtidores de gasolina, gasóleo, hidrógeno (H2), gas natural comprimido, gas natural licuado y gas licuado de petróleo de las estaciones de servicio de acceso público de todos los países de la Unión Europea, de forma clara y visible para los consumidores.

¿Por qué son importantes?

Las nuevas etiquetas homogeneizan la nomenclatura de carburantes en toda la UE. Eso es de vital importancia para gente que se mueve entre diferentes países en coche. Mejoran la información que recibe el consumidor de los vehículos, tanto del que tienen en propiedad como de cualquier otro que conduzcan dentro de la UE, sin necesidad de entender el idioma.

¿Y los vehículos matriculados antes del 12 de octubre de 2018?

Los fabricantes de vehículos no recomiendan colocar las etiquetas en vehículos previos a esta fecha. Los conductores de estos vehículos van a poder seguir repostando con total seguridad y en caso de necesitar un mayor asesoramiento, se recomienda consultar a su distribuidor local.

Fuente: ANFAC

1 COMENTARIO

  1. ” …en caso de necesitar un mayor asesoramiento, se recomienda consultar a su distribuidor local”. ¿Dónde? ¿Hay alguien?. Porqué no obligan ahora por ley a tener un gasolinero por lo menos.

Deja una respuesta