En España los coches de GNC (gas natural comprimido) están empezando a despuntar ahora tras la apuesta del Grupo Volkswagen por esta tecnología. Se trata de gas natural (sí, el mismo que emplean muchas calderas de las casas, almacenado a altas presiones.

Como te contábamos en nuestro artículo sobre las diferencias entre GLP y GNC, este último se almacena a mucha más preción (en torno a 200 bares, si bien los tanques resisten hasta 300, mientras que el GLP (Gas licuado del petróleo), se almacena a unos 7,5 bares. También son más grandes los tanques, por eso el coche es mejor que sea diseñado previamente pensando en ellos, de cara a no perder espacio en el habitáculo o en el malatero.

¿Cuáles son las ventajas de un coche de GNC? Pues varias, que te exponemos a continuación:

Económicas

Hay estudios que incican que usando un coche de GNC se pueden conseguir ahorros de hasta un 35% respecto al gasoil (Seat presentaba un caso con el León TGI que estimaba un 30%) y hasta un 65% respecto a un coche tradicional de gasolina.

El coste del kilo de GNC es muy inferior al de un litro de gasolina o diésel, por lo que el coste por kilómetro cae enormemente. ¿Lo malo? Hay pocas estaciones de servicio para repostar (hoy en día, unas 50 en España). ¿Solución? En viajes largos puedes repostar gasolina para continuar el camino.

 

Además, elegir un coche con etiqueta ECO proporciona descuentos en su compra. En estos momentos, el Plan MOVALT tiene ayudas directas a la compra de vechículos de GNC, GLP, híbridos enchufables, eléctricos y de pila de combustible

No es un motor híbrido (las marcas emplean mal este término, por razones de marketing, deberían llamarse bifuel), pero al emplear un único motor, sí reduce los costes de mantenimiento frente a otras alternativas, sin renunciar a sus dotes prestacionales.

Si vives en Madrid y Barcelona (principalmente, hay más municipios), hay bonificaciones de hasta el 75% del impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, exención del pago del impuesto de matriculación, acceso a zonas donde se restringe el tráfico el episodios de contaminación, ahorro de aparcamiento…

Ambientales

El gas natural es principalmente metano. Como tiene un alto índice de hidrógeno por carbono produce menos CO2 por unidad de energía entregada, en comparación con otros hidrocarburos más pesados (con más átomos de carbono y un menor ratio H/C). Un Seat Ibiza TGI reduce las emisiones de CO2 en torno a un 17 % respecto al gasolina de 95 CV.

Nos han preguntado por las características del GNC que se vende en el mercado hoy en día. No son sencillas de establecer, ya que varía en función del yacimiento donde se extraiga y del tratamiento que le de la planta regasificadora.

Se beneficia de la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico por sus bajas emisiones y puede circular en episodios de alta contaminación, como hemos dicho. Puede que sea, precisamente por eso, clave en la estrategia de los fabricantes para cumplir con los objetivos de emisiones de CO2.

Además, para ser transportado no se precisa de camiones cisterna como otros hidrocarburos, ya que puede emplearse la red de canalización del gas. Esto debería favorecer y simplificar mucho instalar puntos de suministro (que hoy en día son muy escasos).

¿Que si podrías instalar uno en casa? Pues técnicamente sí. De hecho, Seat ensaya un sistema para que se pueda instalar en cualquier lugar un punto de recarga… pero muy diferente a los de las 47 gasineras que funcionan hoy en España. Trabaja a mucha menos presión, por lo que tardaría unas horas en llenarse. Básicamente, se trata de un compresor… y el coste, según algunos ejemplos estadounidenses, no sería disparatado.

Seguridad

En un principio, puede parecer que llevar gas en el coche no es algo demasiado seguro. Pero no. Incluso podemos afirmar que es más seguro que un coche con motor de combustión de gasolina. Los tanques del GNC son mucho más resistentes que los convencionales, por lo que en caso de accidente es menos propenso a dañarse.

Pongámonos en el peor de los casos y que en un choque el tanque de GLP queda dañado. El gas se liberaría de golpe, pero aún así es más complicado que se incendie ya que su temperatura de encendido es de 600 grados centígrados, mientras la gasolina arde “ya” a los 315.

El GNC está almacenado a alta presión (aproximadamente 200 bar) y, tanto el depósito como los conductos están construidos y preparados para soportar dicha presión. Además, los circuitos disponen de válvulas de seguridad que se abren cuando el calor es excesivo dejando salir el gas a la atmósfera. Esta evacuación no existe, por ejemplo, en los vehículos gasolina o diésel.

Otro factor de pánico es el temor a intoxicarse con el gas en un recinto cerrado. Tranquilo. Es menos denso que el aire y además volátil, de modo que es prácticamente imposible que se acumule en un recinto cerrado. Incluso en un aparcamiento subterráneo hay la ventilzación suficiente para que no ocurra nada grave.

Los vehículos equipados con tecnología GNC están sujetos a los mismos requisitos de seguridad que el resto de vehículos, y obtienen los mismos resultados en las pruebas de choque que realiza EuroNCAP.

La ITV de un coche de GNC

Si habamos de un coche preparado de fábrica para utilizar GNC (como el reciente Seat Ibiza TGI), la ITV se pasa con la misma periodicidad que si el coche funcionase solamente de gasolina. Por este motivo les afectan los cambios de la ITV en 2018, pero como a cualquier otro vehículo. La periodicidad es la misma: en el caso de la ITV, cada dos años en vehículos de 4 a 10 años y de manera anual cuando superan la década.

Como en España no hay mucha tradición con este combustible no es habitual encontrarse con vehículos adaptados (algo que sí ocurre con el GLP). De darse ese caso, hay que registrar la instalación y aprobarse esta modificación en la ITV (alli te solicitan toda la documentación técnica de la que te proveerá el instalador).

Existe también una homologación europea, la ECE R110, que habla sobre GNC en automoción, que además de las revisiones pertinentes, ha de revisarse cada cuatro años el tanque y de las conducciones de gas.

Fuente: Gasnam

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta