En los últimos años el coche eléctrico ha ido avanzando sin prisa pero sin pausa. En España todavía sus niveles de ventas son bastante bajos, probablemente debido a la escasa infraestructura y la falta de medios. Aún así hay muchos usuarios que cuando van a tomar la difícil decisión de adquirir un vehículo se fijan en ellos. Aunque una variable que siempre hay que tener en cuenta antes de la compra es el mantenimiento que tendrá ese coche.

El vehículo eléctrico tiene muchas diferencias mecánicas respecto a uno de gasolina y por lo tanto su mantenimiento será completamente distinto. Su sistema es bastante más simple y esto teóricamente nos dice que su mantenimiento será menor. Este hecho conllevaría también un coste más reducido. A continuación vamos a desglosar algunos de los aspectos más importantes del mantenimiento de un coche eléctrico frente a uno de gasolina.

Nissan LEAF 2018 plataforma

Las revisiones suelen ser un quebradero de cabeza para muchos clientes tras adquirir un vehículo. Normalmente suele ser un desembolso bastante elevado debido a la necesidad de sustituir los filtros, lubricantes u otras piezas que puedan estar en mal estado. En el coche eléctrico hay muchos de estos componentes que directamente desaparecen. Aquí no encontraremos algunas piezas con una vida útil limitada como es el caso de la correa de distribución o el embrague.

En el coche eléctrico se seguirán cambiando los neumáticos del mismo modo que en el resto de vehículos. Ese momento será cuando la banda de rodadura sea inferior a 1,6 milímetros, siendo recomendable revisar este aspecto cada mes. El líquido de frenos también será recomendable cambiarlo cada 50.000 kilómetros. Sin embargo, las pastillas y los discos sufrirá menos gracias a la inexistencia del freno motor. En su lugar está el freno regenerativo que ayuda a recargar las baterías gracias a la energía cinética.

El filtro del aire acondicionado también será necesario cambiarlo cada 12.000 kilómetros. Será el único filtro que encontremos en el coche eléctrico, ya que se prescinde de los filtros del aceite, del aire o del carburante. Por lo tanto nos queda un elemento exclusivo de este tipo de vehículos: la batería. La encargada de almacenar la energía necesitará un mantenimiento que por suerte no será muy intensivo. El líquido refrigerante de las baterías es conveniente cambiarlo por primera vez a los 170.000 kilómetros y a partir de ahí cada 120.000 kilómetros.

Llegados a este punto podemos afirmar que el mantenimiento del coche eléctrico será considerablemente más económico que el de un vehículo de gasolina o diésel. Según algunos estudios se ha estimado que el mantenimiento del eléctrico es entre un 40 y un 55% más barato que en el resto de vehículos. También se ha demostrado que los coches híbridos e híbridos enchufables son los que salen peor parados, teniendo un mantenimiento más complejo y caro.

La simplicidad del sistema de propulsión eléctrico no solo abaratará costes de mantenimiento, sino que también reducirá posibles averías. No tiene correa de distribución, por lo tanto no podrá romperse. No cuenta con filtros que se puedan obstruir. Tampoco tiene un embrague que se pueda averiar por el desgaste. Estos son algunos ejemplos de las piezas de las que no tendremos que preocuparnos, simplemente porque carece de ellas.

Comparando con un coche de gasolina, un eléctrico tiene alrededor de un 60% menos de piezas. Por no tener, no tendremos ni tubo de escape, ni siquiera transmisión en la mayoría de ellos. La simplicidad será su principal ventaja que permite colocar al vehículo eléctrico por delante del resto en cuanto a costes de mantenimiento y averías. Aunque habrá que tener en cuenta otras variables a la hora de su compra.

Normalmente el precio de los coches eléctricos estará bastante por encima del de sus homónimos de gasolina. Actualmente los usuarios que decidan comprarlo se podrán beneficiar de algunas ayudas del Estado. También hay que tener en cuenta la escasa cantidad de puntos de carga en lugares públicos y el desembolso necesario para instalar uno en el domicilio particular.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta