En el primer trimestre del año llega el Kia ProCeed 2019. Se trata de una apuesta muy atrevida de la marca para completar su gama compacta. En lugar del tres puertas pro_ceed que vendía hasta el momento (carrocería en vías de extinción en todas las firmas), se busca esa silueta más deportiva con un shooting brake, mucho más versátil.

Esta nueva carrocería, inspirada en el Proceed Concept, mide 4.605 mm de longitud, lo que significa que es 5 mm más largo que el Ceed Sportswagon. La diferencia radica en los paragolpes, algo más prominentes en el acabado deportivo GT Line (que también llegará al familiar convencional).

La mayor diferencia con el familiar compacto es su altura. Sus 1.422 mm significa que es 43 mm más bajo. Eso hará algo más complicado acceder al coche (en la presentación lo hicimos, pero no acaba siendo demasiado complicado) y una habitabilidad un poco menor.

La altura al suelo es de apenas 135 mm, medio centímetro menos, mientras que no varía la distancia entre ejes, que es de 2.650 mm, como en el resto de modelos que emplean la plataforma K2. También conserva los 1.800 mm de anchura del compacto y el familiar.

Diseñado por el centro de diseño que la marca tiene en Frankfurt, conserva rasgos de la familia justo hasta la parte trasera. Además de notarse claramente que es un coche más bajo, los paragolpes de la línea GT y GT Line, así como la doble salida de escape o las tomas de aire laterales acentúan su deportividad. Destacan sus ópticas, unidas por una fila de LED en el portón trasero.

El diseño del interior sigue la misma pauta del compacto, con un tablero de instrumentos en donde todos los elementos se ordenan de modo horizontal, con un cuadro de instrumentos ligeramente inclinado hacia el conductor. Eso sí, el techo gris es ahora reemplazado por uno negro, más deportivo, y los tiradores de las puertas son metálicos.

Lo que sí nos ha llamado la atención es la gran capacidad de maletero. Anuncia 594 litros, una cifra estupenda, un 50% más que el compacto. No alcanza los 625 litros del Sportswagon, que además cuenta con portón más grande que facilita su carga, pero está realmente bien. Conserva la posibilidad de abatir los asientos en tres partes 40:20:40 y puede tener una red para sujetar objetos, un par de raíles por donde se mueven separadores de carga y un portón eléctrico que se abre pasando el pie bajo el paragolpes trasero.

Kia Proceed 2019. Motores

Pese a tratarse de una apuesta bastante novedosa y arriesgada, la marca no ha escatimado esfuerzos en la gama de motores. Todos ellos son turboalimentados y cuentan con filtro de partículas para reducir emisiones y cumplir con la normativa Euro 6d TEMP. Hay tres opciones de gasolina y una diésel, asociadas a un cambio manual de seis relaciones o a la transmisión automática 7DCT de doble embrague:

MOTORPOTENCIAPARCAMBIO
1.0 T-GDI120 CV172 Nm6 Man
1.4 T-GDI140 CV242 Nm6 Man / 7 Aut
1.6 T-GDI204 CV265 Nm6 Man / 7 Aut
1.6 CRDI136 CV280 Nm6 Man / 7 Aut

Destacar también que los modelos con caja de cambios automática disponen de un sistema de modos de conducción con dos variantes, que varían la respuesta de la dirección y cambian el carácter del coche:

  • Normal: Prioriza la eficiencia, con una dirección más suave.
  • Sport: La respuesta al acelerador es más rápida y el volante es algo más duro, además de estirar las marchas algo más.

La gran novedad es el motor más potente, que llega también a la carrocería compacta. Estamos pendientes de conocer sus prestaciones, datos que conoceremos cuando se complete el proceso de homologación.

Kia Proceed 2019. Equipamientos

La marca ofrecerá esta tercera carrocería con dos acabados más deportivos de la gama. Falta por conocer en detalle todos los elementos que tendrán, pero serán los más completos de la gama Ceed. Esto nos deja con un acabado GT-Line y una versión GT, reservada para el motor más potente y con algunos rasgos de diseño diferentes.

Dentro del apartado de infoentretenimiento ofrece una pantalla de 7 u 8 pulgadas, con navegador TomTom y una enorme integración con le móvil gracias a Apple Carplay y Android Auto. Los melómanos pueden disfrutar de un equipo de sonido JBL Premium con tecnología Clari-Fi. Como en el compacto, hay la posibilidad de un cargador inalámbrico para dispositivos móviles.

Existe también una amplia variedad de tecnologías de ayuda a la conducción para no tener que hacer nunca uso de sus seis airbags. Desde monitorización de cansancio del conductor, asistentes de colisiones, ayuda al mantenimiento de carril… y da los primeros pasos en la conducción autónoma, con el Lane Following Assist que toma el mando de acelerador, freno y dirección entre 0 y 180 km/h.

Fuente: Kia
Galería de fotos:

Ver galeria (20 fotos)