Será a finales de año cuando arranque la comercialización del Volkswagen Polo 2018. Se trata de la sexta generación de este utilitario, del que se han vendido nada menos que 14 millones de unidades hasta el momento. Será el sustituto del Polo 2014, una actualización del Volkswagen Polo 2009.

Desarrollado sobre la plataforma plataforma MQB A0, la misma que emplea el Seat Ibiza 2017, es un buen ejemplo de lo que han crecido los utilitarios a lo largo de la última década. Mide 4.053 mm de longitud (prácticamente como un Golf IV), por 1.751 mm de ancho y una altura de 1.446 mm. Supone haber crecido a lo largo y a lo ancho respecto al modelo que sustituye, si bien es algo más bajo.

Donde crece de manera notable es en su distancia entre ejes, que alcanza ahora los 2.564 mm, por lo que gana mucho espacio en el interior. No se han asumido, como era de esperar, demasiados riesgos en el diseño, que sigue siendo muy parecido al que Walter de´Silva trazó hace ocho años. Por ahora solamente lo conocemos con carroceía de cinco puertas y aunque no hay confirmación oficial, podría ser la única del modelo.

La marca habla, sin embargo, de una imagen más masculina. Hay cambios en ópticas delanteras, un marcado nervio en el lateral al que rodean dos hendiduras, que le aportan unos y unos nuevos pilotos traseros que evolucionan. Mejora la personalización del modelo, con 14 posibilidades de colores para la carrocería, una docena de versiones de llantas de entre 14 y 18 pulgadas, salpicaderos de hasta 17 tonos diferentes, dos decoraciones de interior, once tipos de tapicería…

En interior del Polo es ahora mucho más espacioso y gana un maletero de 351 litros (por 280 del anterior). Un cambio notable es que ahora se ha unido la instrumentación y de la pantalla del sistema multimedia, ubicando los aireadores del climatizador bajo él. No hay demasiados cambios de estilo en otros elementos como volante, tiradores… muy similares al del Polo 2015 que probamos.

Volkswagen Polo 2018. Motores

Como es habitual, la oferta mecánica del Polo es bastante amplia desde el inicio de su vida comercial. Estas son las opciones de gasolina y las transmisiones a las que van ligadas:

  • 1.0 MPI de 65 CV: manual 5 velocidades.
  • 1.0 MPI de 75 CV: manual 5 velocidades.
  • 1.0 TSI de 95 CV: manual 5 velocidades / DSG de 7.
  • 1.0 TSI de 115 CV: manual 6 velocidades / DSG de 7.
  • 2.0 TSI de 200 CV: manual 6 velocidades / DSG de 7.

Este último es el que corresponde al Volkswagen Polo GTI 2018, el sustituto del Polo GTI 2015, que debía “conformarse” con 192 CV. Además existe una opción de gas natural animada por el 1.0 TGI de 90 CV. Por su parte, la gama diésel queda configurada con dos variantes del 1.6 TDI:

  • 1.6 TDI de 80 CV: manual 5 velocidades.
  • 1.6 TDI de 95 CV: manual 5 velocidades / DSG de 7.

Volkswagen Polo 2018. Equipamiento

En un primer momento, habrá disponibles tres líneas de acabado, además de la versión GTI

  • Edition: La terminación básica cuenta con llantas de 14 pulgadas, luz de conducción diurna LED de serie, tecnologías como el limitador de velocidad o el sistema de vigilancia Front Assist con asistente de frenada de emergencia en ciudad y detección de peatones…
  • Advance: Mejora la estética con llantas de aleación de 15 pulgadas, tapicería atercipelada, elevalunas eléctricos delante y detrás, volante multifunción, reposabrazos central… También suma climatizador y el sistema de infoentretenimiento, además del detector de cansancio, entre otros.
  • Sport: En el exterior destacan las llantas de 15 pulgadas Salou, volante multifunción en cuero, como la palanca de cambios y el freno de mano, iluminación ambiental por LED en puertas y cuadro de instrumentos y tecnología como el control de la distancia de aparcamiento (PDC).

Estos niveles de equipamiento estándar pueden completar con paquetes R-Line, Black y Style… y un sinfín de extras, como los faros Full LED, Air Care Climatronic con sensor de la calidad del aire y filtro antialérgeno, carga inalámbrica para móviles, techo panorámico, el chasis Sport Select con amortiguadores activos para un mejor desempeño dinámico, control de crucero adaptativo ACC, sensor de ángulo muerto, asistente de aparcamiento automático Park Assist o la nueva generación del Digital Cockpit.

Fuente: Volkswagen
Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta