Artboard
Inicio>Marcas>Kia>Optima Sportswagon 2018
Kia Optima Sportswagon 2018 Luis Ramos Penabad 03/03/2018

A finales de año llega al mercado el nuevo Kia Optima Sportswagon 2018. Se trata de una actualización del familiar medio con que la marca comenzó su asedio al segmento D, donde también cuenta con el Kia Sorento y el Stinger.

Los cambios estéticos respecto al Optima Sportswagon 2016 son bastante sutiles y comunes a la variante sedán. Llegan en un momento “dulce” de ventas, para que estas no decaigan. Y es que en 2017 se vendieron 16.800 unidades en Europa, casi duplicando las 9.600 del ejercicio anterior.

Se diferencia del modelo hasta ahora en venta por el nuevo paragolpes delantero, nuevos faros traseros LED y pequeñas variaciones en las ópticas delanteras y las antiniebla. Hay un nuevo color rojo para la carrocería y nuevos diseños de llantas de aluminio, de 16, 17 y 18 pulgadas.

En el interior nos encontramos con un nuevo volante y cromo satinado en la consola central, que cubre buena parte del salpicadero. Puede elegirse el habitáculo en dos tonos (gris o negro) y la tapicería en tela o cuero. Una sorpresa es la luz ambiental (alrededor del salpicadero y las puertas), que varía entre seis colores (o se asocian al modo de conducción, verde el Eco, rojo en Sport o azul en Smart).

La versiones GT Line y GT cuentan con más modificaciones. Presentan nuevas luces de niebla ED, llantas de aluminio de 18 pulgadas y detalles de color negro brillante en cubiertas de los retrovisores, estribos y la rejilla delantera. Las versiones GT Line presentan nuevo escape de dos salidas y en el Optima GT son cromadas.

El interior de estas dos variantes se puede elegir con asientos en piel de dos tonos, negro y gris, o negro con costuras de hilo rojo. El GT de altas prestaciones presume de sutiles logos GT bordados en los asientos, con costuras de contraste negras o grises, según la tapicería.

No hay variaciones en el maletero, de 552 litros de capacidad. Supone 42 litros más que el sedán, además de tener unas formas más aprovechables y un vano de carga a una menor altura gracias al portón trasero, lo que facilita cargarlo.

Kia Optima Sportswagon 2018. Motores

Hay novedades en este apartado. Debido a la nueva nromativa de emisiones, llega un nuevo motor diésel un 6 litros de 136 CV y 320 Nm de par entra las 2.000 y 2.250 rpm. Este propulsor de inyección directa common rail reemplaza al anterior 1.7 CRDi (ver prueba). Cuenta con un catalizador selectivo de reducción (SCR) para reducir las emisiones contaminantes.

Es nuevo el 1.6 T-GDI con 180 CV, un propulsor de gasolina ligado a la caja de cambios de siete velocidades de doble embrague. Le hacía falta para completar la gama, que hasta ahora contaba únicamente con la versión GT, un 2-0 T-GDI con 245 CV (ver prueba) que se mantiene en la oferta, así como la versión híbrida enchufable (ver prueba del Optima PHEV sedán).

Se introduce también un mejorado Drive Mode Selector, con el que el conductor puede elegir entre varios  programas que varían la respuesta del acelerador, consumo o dirección asistida (más suave o más dura). Por defecto el coche circula en Smart, que cambia de manera automática entre los modos Eco, Comfort y Sport.

Kia Optima Sportswagon 2018. Equipamientos

Es de esperar que la marca mantenga los niveles de equipamiento actuales. Se trata de los Concept, Drive, GT Line y GT (este último ligado en exclusiva al motor de gasolina más potente).

Entre las novedades, incorpora las últimas tecnologías de Kia en materia de seguridad activa y conectividad a bordo. Entre los primeros, cuenta con el nuevo sistema de detección de fatiga en el conductor (Driver Attention Warning DAW). Si detecta falta de concentración, emite una alerta sonora y muestra un testigo en la instrumentación.

Se suman a los asistente para evitar colisiones frontales con reconocimiento de peatones (FCA), asistente para el mantenimiento en el carril (LKA), asistente dinámica de luces de carretera (HBA) y luces LED integrales con alumbrado en curva.

En el aparrado de infoentretenimiento puede contar con una pantalla táctil de 7 u 8 pulgadas, en función de la versión. Hay conectividad con Apple CarPlay y Android Auto y el centro de la consola puede haber un cargador sin cables. En esa misma pantalla se visualiza lo que captan las cámaras delantera, trasera y laterales que proporcionan una vista del entorno en 360 grados, lo que facilita aparcar.

Fuente: Kia
Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)