Logo de Noticias Coches
1952 Jaguar XK120 Electrico Lunaz (2)
Luis Blázquez

Este Jaguar XK120 de 1952 es más eco-friendly que cualquier coche actual

A lo largo de los años, Jaguar ha fabricado algunos de los vehículos más bellos. Mientras que el E-Type, generalmente, es el centro de todas las miradas, el XK 120 (1948-1954) es igual de impresionante. Lunaz, con sede en Reino Unido, incursiona en la restauración y conversión de vehículos clásicos en eléctricos de batería, y su último proyecto se basa, precisamente, en el elegante roadster británico.

Pero el Jaguar XK 120 de Lunaz no se trata solo de hacer un bello deportivo de cero emisiones. También se trata de la sostenibilidad, y todo el vehículo ha sido restaurado utilizando desechos reciclados de los océanos. Al mismo tiempo, el clásico biplaza completamente electrificado es mucho más capaz que el ejemplar original, y llega en un momento en el que el impulso por la sostenibilidad es más grande que nunca. Por eso Lunaz ha presentado una solución beneficiosa para todos, salvo que estés enamorado de su sonido.

Originalmente, el Jaguar XK 120 venía equipado con un motor de seis cilindros en línea de 3.4 litros que producía 160 CV a 5.000 rpm y 265 Nm a 2.500 rpm. Obviamente, Lunaz reemplazó este motor de combustión interna con una configuración de dos motores eléctrico que genera un máximo 375 CV y 700 Nm. Esto permite que el XK 120 electrificado haga el sprint de 0 a 100 km/h en apenas cinco segundos. A su vez, el paquete de baterías montado bajo el piso, de 80 kWh, permite una autonomía de más de 400 kilómetros.

Pero el aspecto más importante del Jaguar XK 120 de Lunaz es el interior sin cuero, el primero en el mundo, que complementa al exterior azulado del coche. Los asientos están acabados en un material de tela de alta calidad y los marcos de los mismos están construidos con aluminio reciclado. El del conductor, de hecho, cuenta con una franja negra para acentuar que, a pesar de ser ecológico y sostenible, el “Jag” sigue siendo un deportivo centrado en el conductor.

El único material clásico que se encuentra dentro del Jaguar XK 120 es la madera de chapa Burr Walnut, a la que se le ha otorgado un acabado satinado. Como se mencionó anteriormente, los materiales empleados para la restauración del coche son innovadores y reciclados del océano. El automóvil se ha restaurado por completo en las instalaciones de Lunaz, cerca de Silverstone, donde el clásico reinventado también se ha sometido a varios ajustes para convertirse en una máquina emocionante para el conductor a pesar del peso extra.

Asimismo, uno de los elementos básicos en todos los proyectos de Lunaz es la personalización, razón por la cual el departamento de diseño interno, encabezado por Jen Holloway, trabaja en estrecha colaboración con sus clientes para comprender sus preferencias estéticas al construir modelos a medida. Aunque parece tan clásicamente correcto como el coche original, el Jaguar XK 120 de Lunaz incorpora características modernas como una pantalla multimedia con Apple CarPlay, ubicada debajo de los indicadores montados en el centro.

Aún así, es de agradecer que Lunaz también haya restaurado todo lo posible del vehículo de 70 años para evitar la fabricación de piezas nuevas, reduciendo así al mínimo la huella de carbono del coche. Además, una auditoría independiente ha confirmado que, una vez que un coche se somete al tratamiento de Lunaz, recupera más del 80 % del carbono creado en la producción del coche original. En términos simples, una vez que Lunaz realiza una conversión como este Jaguar XK 120, reduce el impacto de carbono del coche original en un 80 %.

Fuente: Lunaz

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • coches eléctricos
  • deportivo
  • Jaguar
  • restauración