El Mercedes-Benz 300 SL es, posiblemente, uno de los coches más icónicos de la compañía de la estrella. Tan solo 3.258 ejemplares fueron construidos entre 1954 y 1963, de los cuales 1.400 correspondieron a la vertiente coupé (1954-1957) y 1.858 a la carrocería descapotable (1957-1963). Construido para satisfacer la demanda de los clientes californianos, los Mercedes-Benz 300 SL Roadster se han convertido en objeto de culto.

Esta unidad de 1961 así lo demuestra, con un precio de venta de casi un millón de euros. Es uno de los 270 equipados con frenos de disco y el bloque motor de hierro que utilizaba Mercedes-Benz antes de introducir la versión de aleación, que impulsó a la mayoría de los 300 SL. El coche fue comprado por un coleccionista de la marca de sus modelos de posguerra en 1993 y fue uno de los dos que compró para sus hijos. Y si bien estos coches ya estaban cotizados en los 90, en los últimos años se han convertido en joyas,

Originalmente estaba pintado en un tono gris blanquecino, pero el propietario y el vendedor actuales decidieron volver a pintarlo de color marfil, con una capota blanda azul marino de nueva factura y acorde a las configuraciones disponibles en la época; la capota rígida también viene incluida. Aunque nunca ha sido completamente restaurado, el anuncio indicaba que ha sido “mantenido religiosamente” en un respetado servicio técnico oficial de la marca, con revisiones anuales y un historial completo.

En cuanto a su ficha técnica, el 300 SL Roadster marcaba 1.420 kilos sobre la báscula, 125 kg más que la variante de techo rígido, pero con 243 CV, también era 28 CV más potente. Su velocidad máxima era de 245 km/h y tardaba 8,2 segundos en pasar de 0 a 60 mph (97 km/h), mientras que su consumo medio se situaba entorno a los 18 l/100 km. A comienzos de los 60, pocos coches podían rivalizar con el gran turismo de la estrella: era tan rápido como fácil de conducir y maravilloso de lucir ante los demás,

De acuerdo con Gooding & Company, este Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1961 subastado a comienzos de agosto tenía previsto ser acogido en un nuevo hogar por un precio cercano al millón de euros. Finalmente, recibió una oferta máxima de 946.000 dólares, el equivalente a unos 802.500 euros al tipo de cambio actual. Si en lugar de en un biplaza te gustase disfrutar de las mimas bondades en un formato más práctico, siempre puedes optar por la excelente berlina Mercedes-Benz 300 SEL 6.3.

Fuente: Gooding & Company

Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta