Logo de Noticias Coches
1969 Lancia Fulvia 1600 HF Competizione (1)
Luis Blázquez

Lancia Fulvia 1600 HF Competizione, un modelo único carrozado por Ghia

En 1963, Lancia presentó el Fulvia en el Salón del Automóvil de Ginebra. Fue diseñado por Antonio Fessia y estaba destinado a reemplazar al Appia. Con una configuración de tracción delantera en detrimento de la tracción trasera de su predecesor, el motor se montaba aún en posición longitudinal, con cuatro cilindros en uve. Y si bien se produjo con las carrocerías berlina, coupé de dos y fastback durante más de una década (1963-1976), hubo un modelo único, el Lancia Fulvia 1600 HF Competizione.

Este modelo tomaba su base, como bien intuirás, en el Fulvia 1600, y fue visto por primera vez en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1969. El chasis fue modificado por Alejandro De Tomaso y el diseño fue obra del estadounidense Tom Tjaarda en Ghia, artífices −entre otros muchos− del De Tomaso Pantera. De Tomaso, a finales de la década de 1960 pensó que podría atraer a Ford para que comprara Lancia y demostrar que podía ser un competidor de Ferrari. Después de todo, sus coches de calle montaban mecánicas de Ford.

La expectativa de De Tomaso era la siguiente: si podía diseñar la venta de Lancia a Ford, su amigo cercano Lee Lacocca y CEO de Ford Motor Company lo instalaría como CEO de Lancia, cumpliendo así con su máxima aspiración en la vida: dirigir su propia empresa automotriz. Lamentablemente para De Tomaso, el trato nunca se llegó a concretar, puesto que Fiat se enteró de la artimaña y compró Lancia directamente para ellos. Por suerte, el coche que actuaría como trampa sí que llegó a convertirse en una realidad.

De Tomaso modificó el chasis del vehículo para que el bloque V4 de 1,6 litros se sentara 30 mm más con el objetivo de mejorar el centro de gravedad en beneficio del manejo. Además, el eje trasero rígido fue reemplazado por una pareja de brazos oscilantes independientes, y se colocó un depósito de aluminio más grande en la sección posterior. La idea era crear una máquina más apta para las pistas; incluso se probó en 1970 para una posible carrera en las 24 Horas de Le Mans, pero eso tampoco llegó a suceder.

El Lancia Fulvia 1600 HF Competizione tenía una aerodinámica vanguardista con unos faros delanteros practicables y el alerón trasero retráctil. El coupé italiano también hacía gala de una barra antivuelco, ventanillas de plexiglás y un depósito de llenado de combustible de liberación rápida, todo lo cual sumaba a su imagen deportiva. Se trata de una pieza única de la historia que incluye a Lancia, Ghia y De Tomaso con un fondo intrigante, y que ahora busca dueño acompañada de su Certificado de Autenticidad de Lancia Classiche.

Tras De Tomaso, el coche pasó a ser propiedad del sobrino del estilista Afredo Vignale, quien lo conservó durante 20 años. Posteriormente, fue adquirido por su actual propietario, en cuyo poder ha sido restaurado al completo. También se ha mostrado en el concurso de elegancia de Amelia Island, EE. UU., y ha sido objeto de múltiples artículos de revistas. En el anuncio se presenta en buenas condiciones, listo para ser disfrutado o igualmente mejorado. Se encuentra en Reino Unido, y RM Shotheby’s lo tiene en venta por 120.000 euros.

Fuente: RM Sotheby’s

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • Lancia