Este camión Volvo FL6 de 1988 fue uno de los primeros lienzos de Bansky. Lo pintó en el año 2000, mucho antes de que este desconocido artista saltara a la fama. La pieza, titulada “Turbo Zone Truck (Laugh Now But One Day We Will Charge)” es una mirada fascinante al enfoque permanente del artista en la anarquía y los cambios sociales, un tema recurrente en sus trabajos.

El artista anónimo Banksy se ha forjado un nombre a sí mismo a través de obras de arte evocativas generalmente expresadas como graffiti en calles, edificios y puentes en numerosas ciudades de todo el mundo. Las obras, a menudo contienen comentarios políticos y sociales, y se han vuelto tan populares y buscadas que incluso se extraen de la pared minuciosamente y se venden para conseguir números récord.

La historia del camión también es bastante interesante, aunque ligeramente diferente a la de los otros vehículos que saldrán a subasta en la venta de Bonham’s Goodwood Revival. El camión fue presentado a Banksy en una fiesta en España por el cofundador de Turbozone International Circus, Mojo, y decidió que era el lienzo en blanco perfecto. Dos semanas después, se completó el Turbo Zone Truck y pasó los siguientes años sirviendo como parte del transporte de Circus.

Las imágenes en la zona de carga muestran a unos monos voladores y a un hombre que se prepara para destrozar un televisor asentado en un gran engranaje. En el lado opuesto hay soldados corriendo frente a un toro motorizado con un cañón. Bonhams está de acuerdo en que el mensaje principal de la pieza era la anarquía: “Somos nosotros contra ellos y vamos a ganar”.

Ralph Taylor, jefe de arte contemporáneo y de posguerra de Bonhams, dijo que estaba encantado de tener el trabajo en la venta. “Banksy es, posiblemente, el artista más importante que ha surgido desde el milenio, y este, su mayor trabajo comercial, representa una nueva marca de alta calidad para que sus obras aparezcan en una subasta”, manifestó. “La composición lleva todas las características de este agente provocador sin igual”.

“El arte contemporáneo puede ser cualquier cosa, desde una pequeña pintura hasta una instalación que ocupa toda una habitación. Este es un camión de 17 toneladas y está completamente pintado. Es una experiencia inmersiva… Es increíblemente impresionante cuando la ves”, continua. El camión fue creado en un momento en que los artistas callejeros solían considerarse una amenaza, razón por la cual Banksy siempre se imagina a sí mismo como una rata.

Si bien un Volvo FL6 de los 80 no es un camión que cueste mucho dinero en el mercado de ocasión, este se estima que el próximo 14 de septiembre alcance un golpe de martillo por una tarifa de entre 1 y 1,5 millones de libras, es decir, entre 1,1 y 1,66 millones de euros al cambio. No es la primera vez que Bansky pinta un vehículo y sale a subasta, ya que la denominada SWAT Van se vendió en 2016 por 241.000 euros.

Fuente: Bonhams

Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta