Los equipos españoles de la Shell Eco-marathon han retado a los responsables de la Formula 1 a mejorar su eficiencia en el uso del combustible: “con los presupuestos que se barajan en esa competición se podría conseguir carreras emocionantes y, a la vez, ecológicas si se invirtiera más en investigación y desarrollo en el camino adecuado”.

sem2010_0405577
Shell Eco-marathon

Y es que los organizadores de la competición han recordado que sumando todas las jornadas y los más de 200 equipos inscritos en la Eco-Marathon, el gasto de gasolina no supera ningún año los 275 litros, la misma cantidad que consume un solo coche de F1 durante una carrera, ya que estiman ese gasto en 240 litros por cada 300 km recorridos. Además, facilitaron otros datos relativos al consumo para acreditar la eficiencia de la competición: “50 litros de etanol y diesel y diez botellas de 50 litros de hidrógeno”.

El profesor de la Escuela Politécnica Superior de Alcoy, Luís Sanblás, ha señalado que su equipo compite con un presupuesto que ronda los 1.500 euros y asegura que “con un 10% de lo que gasta un equipo como Ferrari” sus alumnos podrían crear un coche de calle “con un consumo bajísimo”. Además, bromeó diciendo que “mientras que los de F1 van a hoteles de cinco estrellas, los estudiantes y profesores de los 221 equipos participantes en el Eco-Marathon dormimos en tiendas de campaña bajo la lluvia. Corremos menos, pero también consumimos menos y gastamos menos”.

Entre los 18 equipos españoles participantes se encuentran cuatro modelos de “Urban Concept“, coches más parecidos a los turismos en el aspecto y en las sensaciones de conducción. Esta ha sido la categoría elegida también por el equipo español más longevo, el Instituto de Educación Secundaria Alto Nalón de Asturias, que lleva desde el año 1993 compitiendo. El responsable del proyecto, Santiago Viña, ha recordado que en sus primeros pasos en esta competición “apenas había 60 coches, todos ellos de gasoil o gasolina” y ha destacado la evolución del hidrógeno que este año, junto con el resto de energías alternativas, suponen ya el 38 por ciento del total.

Viña aceptó el reto de competir con hidrógeno pero los resultados no han sido los esperados. En cualquier caso, ha recordado que el año pasado recorrieron 242 kilómetros con un litro de gasoil y ha afirmado que su vehículo “podría estar en la calle si tuviera un poco más de apoyo”, aunque ha explicado que “lo más importante no es el desarrollo del coche sino la formación de los alumnos para que en el futuro sean ellos quienes arreglen los coches eléctricos”.

El mal tiempo ha perjudicado al único equipo español cuyo coche funciona con energía solar. Los alumnos de Formación Profesional de Salesianos Urnieta de Guipuzcoa, que se pasaron los días previos mirando constantemente la meteorología en Internet, han lamentado que “después de haber estado trabajando fuera de los horarios de clase desde diciembre” no puedan competir en plenas facultades y han explicado que no han conseguido generar energía y, por lo tanto, no se les tuvo en cuenta aunque acabaran las ocho vueltas que les correspondían.

Vía | Europa Press

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta