Saab es una de esas marcas que siempre serán recordadas por un grupo de fervientes aficionados. Se establecía como fabricante de automóviles en Suecia en 1945 y empezó a lanzar vehículos bastante destacados. La historia cambió en 1989 cuando General Motors adquirió el 50 % de la compañía. En esa época se hicieron algunos de los mejores modelos y en el 2000, Saab fue absorbida en su totalidad por GM.

Debido a la crisis, el gran conglomerado norteamericano (al que nunca le ha temblado la mano para deshacerse de sus marcas) decide vender vende Saab a Spyker Cars en 2010. Eso le salvó de una desaparición prematura como pasaría con Pontiac o Saturn. Pero para Spyker también fue difícil rentabilizar Saab y en 2012 se lo vendió a un consorcio chino llamado National Electric Vehicle Sweden o NEVS. El caso es que Saab ya nunca más volverá a ser lo mismo y por eso os traemos 5 prototipos que nunca se harán realidad.

Saab 92 Prototype (UrSaab) 1947

El prototipo con el que comenzó todo. Aunque posteriormente sí que daría lugar a un modelo de producción, no podíamos dejar fuera de esta lista al Saab 92 Prototype. También fue conocido como UrSaab (‘Saab original’ traducido) y destacaba por su diseño novedoso que conseguía un bajo coeficiente aerodinámico. Montaba originalmente un pequeño motor de dos tiempos y dos cilindros con apenas 18 CV montado en posición transversal. El prototipo rodó más de medio millón de kilómetros y posteriormente dio lugar a otro concept mejorado, que sería la antesala del Saab 92 de producción.

Saab Novanta Concept 2002

Saab nunca ha sido una marca que lanzase muchos prototipos ni demasiado atrevida en términos de diseño. Pero el Saab Novanta Concept lanzado en 2002 sorprendió a muchos seguidores. Este ejemplar creado por el diseñador italiano, Bertone, era una visión futurista de una especie de cruce entre sedán y crossover. Tomaba como base al mítico Saab 9-5 y seguía los pasos de los anteriores prototipos 9X y 9-3X, pero con unas formas más atrevidas y un aprovechamiento del espacio interior destacado, al carecer de pilar B.

Saab Aero-X Concept 2006

El Saab Aero-X Concept presentado en 2006 se convirtió en uno de los ejercicios de diseño más alabados de la marca. Su característica principal es que las puertas y el parabrisas iban conectados, dando lugar a una apertura tipo cubierta (canopy) de lo más singular. Tenía formas de coupé, carrocería de fibra de carbono y un motor V6 biturbo con 400 CV con tracción total; aspectos que le llevaron a ser nombrado prototipo del año. Muchos aficionados pidieron que se llevara a producción, algo que no pasó. Aunque bien es cierto que ha inspirado las líneas de algunos modelos más recientes.

Saab 9-X Air Concept 2008

En el Salón de París 2008 hizo acto de presencia este Saab 9-X Air Concept una variante descapotable de un prototipo anterior con el mismo nombre. Se sustituyó su apertura tipo cubierta por una capota eléctrica y dos puertas convencionales que daban lugar a su interior de cuatro plazas. Llamaba la atención su atrevido diseño, con unas ventanillas que seguían la caída del techo. La mecánica también era de prototipo, montaba un motor 1.4 turbo que podía funcionar con gasolina o con bioetanol E85.

Saab PhoeniX Concept 2011

El Saab PhoeniX Concept es el último de la lista y también el último prototipo presentado por Saab en el Salón de Ginebra 2011. Ya bajo el paraguas de Spyker, trataba de renacer de sus cenizas como el ave mitológica y de ahí el nombre. Destacaba por un diseño atractivo con inspiración aeronáutica y una aerodinámica trabajada, con multitud de detalles como las puertas de mariposa, las llantas de turbina o la zaga oscurecida y llena de LED. Este coupé tenía un interior 2+2 igual de llamativo y avanzado, además de un sistema de propulsión híbrido con un motor de gasolina para el eje delantero y uno eléctrico para el trasero.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta