La electrificación parece ser el concepto de moda en el mundo del motor. Hace unos días Volvo anunciaba que para 2025 la mitad de sus ventas serían con este tipo de propulsión y ahora Audi expone un objetivo ambicioso que está relacionado. En la firma de los cuatro aros se pretende alcanzar los 800.000 vehículos electrificados (entre eléctricos puros e híbridos enchufables) para el año 2025, en lo que han bautizado como estrategia “Audi.Vorsprung.2025”.

Para lograr cumplir esta meta, es necesario ampliar la oferta de coches con componente eléctrico. Ese será el siguiente paso que tomará Audi, como mínimo un vehículo electrificado por cada serie de modelos de su gama. Hay planeado lanzar nada menos que 20 ejemplares electrificados de aquí a 2025. Los nuevos modelos serán eléctricos puros en un mayor porcentaje, aunque también habrá algún que otro híbrido enchufable.

El primero en llegar será la esperada versión de producción del Audi e-tron proptotype, un SUV que contará con más de 400 kilómetros de autonomía y que será presentado este verano. Lo siguiente será el Audi e-tron Sportback, con un diseño más dinámico que llegará en 2019. En 2020 llegará el deportivo Audi e-tron GT y también un modelo compacto del que todavía no se ha desvelado información. En 2021 llegará un eléctrico autónomo basada en el Audi Aicon concept.

En definitiva, una ofensiva de producto potente para cambiar el mercado. La inversión en este ámbito ascenderá a unos 40.000 millones de euros para 2025, lo que dará un protagonismo importante a la movilidad eléctrica, la conducción autónoma y la digitalización. Esto también implica al proceso de producción y Audi se ha marcado el objetivo de tener un balance neutro de CO2 en todas sus fábricas para 2030.

Fuente: Audi

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta