Abrir el coche con el teléfono móvil podría parecer algo de ciencia ficción hace unos años. Pero lo cierto es que en el presente ya se está coqueteando con esta posibilidad y parece que en el futuro será algo bastante habitual y normalizado. Al igual que de la llave física se pasó a los mandos Bluetooth, el siguiente paso podría ser algo similar a lo que propone Keto. Se trata de un proyecto que buscaba financiación (ya ha conseguido su objetivo) y que quiere cambiar la forma en la que abrimos los coches.

Probablemente la principal ventaja que tiene Keto es que es compatible un buen número de vehículos actuales de muchas marcas. El único requisito es que el coche tenga botón de arranque, que no haya que meter la llave y girar para ponerlo en marcha. Con su instalación lo que se conseguirá es poder usar el teléfono móvil como si fuera la llave, para poder abrir y cerrar las puertas y el maletero a través de una sencilla aplicación.

Que sea compatible con muchos vehículos diferentes es porque su instalación es realmente sencilla. Consta de un pequeño dispositivo que puede ser instalado en el salpicadero, en la guantera o en cualquier otra parte. En su interior se tendrá que meter la llave física, que hasta el momento iba dentro mando que venía de serie con el coche. Luego basta con conectarlo a la corriente para que pueda comenzar a utilizarse.

La tecnología Bluetooth es la encargada de “obrar la magia” y permitir que el smartphone esté autorizado para abrir el vehículo. Podría parecer poco fiable y fácil de hackear, pero los responsable de Keto afirman que su seguridad es elevada gracias a una tecnología que emite unas ondas de sonido en una frecuencia inaudible. Esas ondas causan una interferencia y hacen que fuentes externas no puedan copiar la señal, que solo se podrá descifrar con el algoritmo de Keto.

Otra de las ventajas que ofrece esta tecnología es que se puede compartir el acceso con otros teléfonos móviles. El propietario puede dejar que algún familiar o amigo acceda a su coche de forma permanente o temporal en función a sus necesidades. Keto estará listo a finales de este año pues ya ha conseguido los 20.000 dólares de financiación que tenían como meta. Inicialmente el dispositivo costaba 99 dólares, aunque ya se han agotado a ese precio y ahora parte de 119 dólares. Por encima también hay packs con dos unidades (218 dólares), cuatro unidades (416 dólares) u ocho unidades (792 dólares).

Fuente: Kickstarter

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta