La gama R-Line define en Volkswagen a versiones de aire deportivo, sin llegar a la “radicalidad” de los GTI. Este paquete ya estaba disponible en modelos como el Polo R-Line, el Beetle R-Line o el Scirocco R-Line. Y ahora, estos elementos que su dinamismo tanto a nivel exterior como interior, llegan a la gama Passat, tanto a la berlina como al Variant y al CC.

En la gama del Passat y del Passat Variant estos elementos son comunes. En el exterior, las novedades se centran en el parachoques delantero y trasero, así como en la parrilla del radiador donde se especifica la modalidad R-Line. El color de la carrocería se extiende al spoiler y las taloneras.

Se añaden también llantas de aleación Mallory de 17 pulgadas pintadas en color playa, el difusor trasero en color negro brillante y el chasis deportivo rebajado con la amortiguación endurecida, para completar así un conjunto atractivo y una imagen muy deportiva.

Volkswagen Passat Variant R-Line

La diferencia entre el Passat R-Line y el Passat Variant R-Line recae en las barras de techo longitudinales plateadas.

En el interior se diferenciarán por la presencia del logo R-Line en los apoyacabezas delanteros, las molduras de entrada de aluminio con el mismo logotipo en las delanteras y un volante multifunción deportivo.

Los asientos llevan el tapizado Kylami y los pedales de aluminio recalcan su deportividad. Busca la exclusividad, el salpicadero porta una aplicación de titanio.

Interior del Volkswagen Passat R-Line

La gama R-Line del Volkswagen CC incorpora llantas de aleación Mallory de 17 pulgadas pintadas en color plata y unos neumáticos protección especial antipinchazos. Como en los otros modelos, las taloneras deportivas adquieren el color de la carrocería.

El parachoques delantero específico y la parrilla del radiador con el logo de esta versión. Para realzar su imagen añade un volante multifunción y las molduras de entrada delanteras.

La gama Passat R-Line está disponible con el motor de gasolina 2.0 TSI de 210 CV con cambio DSG, y con dos propulsores diésel: el 2.0 TDI de 140 CV manual y con cambio DSG y el TDI 2.0 de 177 CV con cambio DSG.

Estos son los precios de la gama R-Line del Passat, Passat Variant y CC:

  • Passat R-Line 2.0 TSI DSG 210CV 38.970 euros
  • Passat R-Line 2.0 TDI BMT 140CV 32.710 euros
  • Passat R-Line 2.0 TDI DSG BMT 140CV 36.520 euros
  • Passat R-Line 2.0 TDI DSG BMT 177CV 37.700 euros
  • Passat Variant R-Line 2.0 TSI DSG 210CV 40.580 euros
  • Passat Variant R-Line 2.0 TDI BMT 140CV 34.220 euros
  • Passat Variant R-Line 2.0 TDI DSG BMT 140CV 37.970 euros
  • Passat Variant R-Line 2.0 TDI DSG BMT 177CV 39.260 euros
Volkswagen CC R-Line
  • Volkswagen CC R-Line 2.0 TSI DSG 210CV 44.070 euros
  • Volkswagen CC R-Line 2.0 TDI BMT 140CV 37.730 euros
  • Volkswagen CC R-Line 2.0 TDI DSG BMT 140CV 40.890 euros
  • Volkswagen CC R-Line 2.0 TDI DSG BMT 177CV 43.240 euros

Fuente: Volkswagen
Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

1 COMENTARIO

  1. Nos gustan mucho los acabados. La gama Passat siempre ha sido un peso pesado en el mercado de berlinas deportivas.

Deja una respuesta