Allá por la década de los 80, Alfa Romeo dominaba la competición y se alzaba con algunos campeonatos de turismos por toda Europa. El principal artífice de estos triunfos sería el mítico 155 que tan buenos recuerdos trae en la actualidad. Ante el éxito del vehículo, la marca italiana decidió lanzar el Alfa Romeo 155 GTA Stradale, un ejemplar único presentado en el Salón de Bolonia de 1994. Aunque la intención era llevarlo a producción, solamente se hizo este unidad.

Este peculiar proyecto tomaba como base al Alfa Romeo 155 Q4, la versión de calle más deportiva, que tenía algunos elementos en común con el mismísimo Lancia Delta Integrale. Para el prototipo GTA Stradale se contó con la ayuda de Abarth como preparador, concretamente con Sergio Limone, el que es considerado como el padre del Lancia 037. El objetivo era el de plantar cara a otras berlinas deportivas de la época como los Mercedes-Benz 190 E 2.5-16 o BMW M3.


Contaba con un exterior muy distinguido gracias a paragolpes más cercanos a los de competición y a ese alerón fijo. En el interior también se hicieron modificaciones para que fuera más espartano. El comportamiento mejoraba con la suspensión del Delta Integrale. El motor se trató de un cuatro cilindros de 2.0 litros con 190 CV, una de las primeras objeciones para no llevarlo a producción. En Grupo Fiat preferían un seis cilindros (algo que no tenía cabida en el Lancia) y además los costes eran prohibitivos.

Finalmente el proyecto del Alfa Romeo 155 GTA Stradale tuvo que ser abandonado, no sin antes dejar este único prototipo tan valorado. Como nota curiosa, fue usado en el Gran Premio de Monza en 1994 como coche médico (llevando al doctor Sid Watkins). En los años posteriores fue cambiando de manos y pasando por distintas colecciones privadas. Ahora ha vuelto a salir a la palestra en un estado de conservación óptimo y con apenas 40.000 kilómetros en el marcador.

La casa de apuesta Bonhams sacará a la venta a este Alfa Romeo 155 GTA Stradale a finales de este mismo mes. Se trata de un ejemplar único y muy valorado, por lo que esperan que alcance un precio de entre 180.000 y 220.000 euros, nada descabellado teniendo en cuenta su condición. Viene con todos los documentos que certifican su identidad y sus propietarios.

Fuente: Bonhams

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta