Los atascos son uno de los grandes problemas del transporte privado por carretera. Contaminación, perdida de tiempo… los costes de un embotellamiento son tremendos. Por eso, cada cierto tiempo llegan noticias de cómo resolverlos. En China han intentado usar los GPS de los taxistas para diseñar mejor las ciudades, otros han intentado métodos más curiosos, como incentivos mediante Redes Sociales, e incluso no hace mucho conocimos el asistente de Ford, el Traffic Jam Assist, con el que en un futuro podríamos dejar de conducir en un atasco y dedicarnos a cosas más productivas.

Ahora un estudiante alemnán de 25 años, Brüggemann y dos de sus amigos han creado una aplicación para Windows Phone llamada Greenway cuyo objetivo es sortear los atascos de tráfico y llevarte de un punto a otro en el menor tiempo posible. La idea surgió cuando, sentado en un bar, observó que los coches llenaban una calle mientras otra permanecía vacía. Pensó: ¿y si se pudiera dirigir a los vehículos de tal forma que se optimizaran todas las rutas posibles?

Aunque ya existen aplicaciones de mapas como Waze y Google Maps que muestran a sus usuarios los atascos e incidencias y ofrecen rutas alternativas, Greenway espera prevenir la formación de atascos usando software para predecir hacia dónde van los conductores. Este enfoque forma parte de una tendencia mayor que, por ejemplo, hace que algunas aseguradoras ofrezcan pólizas a medida dependiendo de las costumbres de los conductores, después de seguir sus movimientos a través de una unidad GPS enganchada al coche.

La aplicación Greenway, que están probando decenas de usuarios de teléfonos inteligentes alrededor de Múnich (Alemania), ya ha conseguido cierto reconocimiento al hacerse en julio con un premio a la sostenibilidad medioambiental (y una ayuda de 10.000 dólares, unos 8.000 euros) en el concurso para estudiantes Imagine Cup que convoca Microsoft anualmente. Ahora el grupo que desarrolla Greenway intenta conseguir fondos para llevar su aplicación a los usuarios de iPhone y Android.

La aplicación ofrece a los usuarios dos rutas para llegar a su destino: una estándar, más corta, y otra optimizada para el tráfico creada por Greenway. También indica el tiempo aproximado que tardará el usuario en llegar y la cantidad de combustible que usará siguiendo cada una de ellas. Si escogen el camino Greenway, la aplicación enviará información al servidor de la empresa cada 30 segundos con su localización GPS para determinar si la ruta actual sigue siendo la mejor; una decisión que se toma con la información sobre su localización y la velocidad e información proveniente de otros usuarios de Greenway presentes en la carretera.

Greenway asigna una capacidad determinada a cada calle, dependiendo de su longitud, el número de carriles y el límite de velocidad y reserva espacios para los conductores participantes, dirigiendo a los coches de forma que una calle nunca llegue a su capacidad máxima. Si a pesar de todo se produce un atasco (Greenway lo detecta observando tu velocidad media) la aplicación reaccionará redirigiendo a los conductores.

Brüggermann afirma que actualmente el software del grupo puede simular hasta 50.000 coches y afirma que los resultados prueban que, de media, los coches que escogen las rutas Greenway llegan a su destino el doble de rápido y gastan hasta un 20% menos de combustible.

La aplicación Greenway será más útil cuanta más gente la use: Brüggemann calcula que, para que funcionara de forma óptima, un 10% de los conductores de una ciudad tendrían que tenerla instalada. El equipo espera que esto suceda al asociarse con empresas de taxi.

Por ahora, la aplicación es gratuita. El grupo espera obtener ingresos cobrando una pequeña tarifa por la navegación optimizada. Brüggemann afirma que la tarifa (unos 24 céntimos de euro por ruta) se calculará como un 5% de la cantidad de gasolina que la aplicación calcula que estás ahorrando, multiplicado por el precio medio de la gasolina en el momento. Así, los usuarios ahorrarán combustible y Greenway conseguirá ingresos. Y si no llegas a tu destino en el tiempo prometido, no te cobrarán.

En este vídeo (en inglés) explican cómo funcionaría la aplicación:

Vía: TechCrunch

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta