Baidu es el buscador online mayoritario en China. Pero, al igual que Google, sus negocios va mucho má allá de las búsquedas en la web. Entre ellos está Apollo, su programa de conducción autónoma de código abierto, que ya está probando.

La gente del MIT ya ha podido probar uno de sus coches autónomos, a principios de enero. El viaje “cómodo y aburrido”, fue en un Lincoln MKZ híbrido por Sunnyvale, California (EE.UU.). Uno no puede dejar de pensar en Waymo, el proyecto de Google… pero hay diferencias, ya que al igual que hizo Google con Android, Apollo se ofrece gratis a todos los que quieran probarlo.

Lanzado en julio, la versión 1.0 de Apollo comenzó sus pruebas a finales de 2017 y ya cuenta con 90 empresas colaboradores (entre ellas Ford, Continental o Nvidia), que aportan datos para mejorarlo. Al mando de Apollo está Jingao Wang, que lanzó las primeras versiones del sistema operativo Android.

“Con la conducción autónoma, el enfoque de código abierto cobra mucho más sentido, simplemente porque es una tecnología basada en la inteligencia artificial que necesita una gran cantidad de datos para desarrollarse correctamente”, señala Wang.

De este modo, los coches “aprenden” más rápido y ayudan… y se mejoran los mapas de alta definición a medida que pasan una y otra vez por el mismo lugar. Porque cuanta más información recojan todos los sensores del coche autónomo, dispondrá más datos contará para hacer la conducción más segura.

Por ello, los primeros vehículos autónomso que verás son aquellos que circulan todo el rato por el mismo lugar. Más allá de los camiones en minas que circulan sin conductor, veremos autobuses (que circulan por un idéntico recorrido de manera exhaustiva una y otra vez). De hecho, Baidu planea probar un minibús autónomo en China este año en un polígono industrial y ha anunciado que trabajará con un fabricante chino para crear autobuses sin conductor. Eso sí, tardarán porque aún queda mucho trabajo que hacer.

Con la vista en los mapas de alta definición

Con su experiencia en conducción autónoma, Baidu ha localizado una nueva vía de negocio “mucho mayor que el actual negocio del buscador”, según contaba Qi Lu, director de operaciones de la compañía, en el CES en Las Vegas (EE.UU.). Se trata de los mapas de alta definición HD.

Estos mapas HD son los que ayudan a los coches autónomos a conocer el mundo que los rodea. Para recopilar tamaña información, se precisa circular por las calles con coches llenos de sensores que recopilan datos de todo tipo.

La venta de estos mapas a fabricantes de coches es vital para el desarrollo de esta tecnología. Baidu, de hecho, se asociará con Tomtom para integrar sus mapas HD en su software Apollo. Hay otras empresas que también trabajan en mapas HD, como Intel, pero Baidu cuenta con el apoyo del gobierno chino y muchos entes municipales del país. Recopilar todos estos datos implica pasar constantemente por las vías de circulación de modo que estén actualizados con los cambios que se vayan produciendo. Y si ya cuentas de partida con un mercado tan enorme como el chino y con facilidades… no vamos a negar que ayuda.

Fuente: MIT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta