No es la primera vez que nos encontramos algo así. De hecho hace no mucho os trajimos todo un Bugatti Chiron construido con más de un millón de piezas Lego y capaz de moverse alcanzando hasta los 20 km/h. Sin duda alguna se trataba de toda una obra de ingeniería.

Continuando en la senda de los superdeportivos, Lego ha construido una réplica del McLaren Senna a escala real y como podéis ver el resultado es increíble. Para convertir el auto en realidad se ha necesitado de un total de 42 trabajadores y casi 5.000 horas de trabajo. El Senna a escala 1:1 ha sido creado con 467.854 bloques de lego consiguiendo un alto nivel de detallismo tanto en su interior como en el exterior.

Resulta llamativo que la réplica del McLaren Senna ha necesitado 16 veces mas piezas que un Senna real y bastante más tiempo para su producción. Para la fabricación de cada exclusivo superdeportivo se necesitan un total de 300 horas, por lo que en lo que se ha tardado en construir la réplica de Lego se hubiesen hecho 16 Senna reales. Otro de las diferencias existentes entre el modelo original y el creado con bloques es el peso, y es que este último alcanza los 1.518 kilogramos. La disparidad entre ambos ejemplares se debe a la sustitución de la fibra de carbono y el aluminio (del Senna real) por las piezas de plástico.

Tal y como ya hemos señalado el nivel de semejanza de la réplica con uno real es máximo. Pese al elevado número de piezas requeridos para la construcción del auto, el McLaren Senna de Lego mantiene una serie de elementos del verdadero superdeportivo. Estos componentes son el volante, el asiento del conductor, las ruedas, la pantalla de infoentretenimiento y los faros, que pueden encenderse y apagarse.

Otro de los elementos que dotan de mayor realidad a la réplica de Lego es el botón Start/Stop situado en la cabina que, tras activarlo, imita el impresionante sonido del V8 biturbo del vehículo original.

Fuente: McLaren

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta