James Bond y Aston Martin van de la mano como el pan a un bocadillo. Es decir, excepto por el momento en que Bond condujo un Toyota 2000 GT, o el submarino Lotus Esprit, o una gama de varios BMW. Bueno, el caso: Aston Martin y 007 han estado casi siempre unidos, y para celebrar esa relación, el actual Bond, Daniel Craig, ha diseñado junto con Neiman Marcus este exclusivo Aston Martin DBS Superleggera.

El bien llamado 007 DBS Superleggera es parte del Libro de Navidad anual de Neiman Marcus. Cada año, los grandes almacenes de lujo se asocian con una serie de marcas enfocadas en el lujo para ofrecer a los consumidores una serie de regalos muy codiciados y extremadamente caros en forma de “regalos de fantasía”. Este año ha unido fuerzas con Aston Martin, Daniel Craig, los relojes Omega y la compañía productora detrás de la próxima película de 007, No Time to Die.

Y sí, el coche está certificado como diseñado por Daniel Craig. Hasta qué punto ha llegado el alcance de su participación no está claro, pero no esperes que este Aston Martin cuente con misiles ocultos o un asiento eyector en el lado del pasajero. Sin embargo, el deportivo británico hará gala de un tono que parece ser el azul Concours Blue de la paleta de colores del fabricante. Este se replica en el cuero que forra el interior junto con el negro y las molduras de plata.

No se mencionan cambios mecánicos, pero no es precisamente un coche lento. Con un V12 de 5.2 litros biturbo de 725 CV y 900 Nm es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar los 339 km/h de velocidad punta. No es precisamente el típico coche en el que uno considere que no hay suficiente fuerza como para subir un repecho a medio gas. Hasta la llegada del Valkyrie y el Valhalla, es el coche más rápido y potente de la casa de Gaydon.

“Como si eso fuera poco, también recibirás uno de los siete relojes Omega Seamaster Diver 300M de platino de edición limitada, cada uno con una caja única grabada a mano”, dice la descripción de Neiman Marcus. Los precios del modelo oscilan entre los 5.000 y más de 12.000 euros, pero los obsequios también incluyen algo más: entradas para el estreno mundial de No Time to Die donde por cierto, veremos muchos Aston Martin.

 

Conducir este coche al estreno ciertamente suena como una fantasía hecha realidad para los fanáticos más adinerados del superespía inglés por excelencia. Sin embargo, necesitarás ser rápido y algo más que adinerado para poder llevarte uno de estos Aston Martin DBS Superleggera firmados por Neiman Marcus y 007. Tan solo se ofrecerán siete de estos “regalos de fantasía”, y el coste de cada uno es de 700.007 dólares, unos 630.000 euros al cambio.

Del precio total que pagarán los dueños de esta edición especial, el 12% irá directamente a la organización benéfica The Oportunity Network y Neiman Marcus hará una donación mínima garantizada de 330.000 dólares, cerca de 270.000 euros. Aquellos afortunados que hayan podido hacerse con uno serán trasladados en avión a Reino Unido para ver su exclusivo vehículo salir de la línea de montaje.

Fuente: Neiman Marcus

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta