Aston Martin lanza una versión especial: el nuevo Vantage SP10, disponible en versiones Coupe y Roadster. Parte de la base estética del Vantage y el patécnica se toma del coche de carreras de resistencia, el Vantage GT4.

El diseño del Aston Martin Vantage SP10 incorpora muchos de los aditivos aerodinámicos típicos en un coche de carreras ( con alguna que otra reminiscencia al V12 Vantage). Destaca su carrocería rebajada, el nuevo splitter delantero y el difusor de aire posterior en fibra de carbono. Las nuevas llantas de aleación, de 19 pulgadas, tienen radios en diseño en V y con una terminación en efecto diamante en color negro brillante. Entre los radios de estas atractivas llantas, se dejan ver las pinzas de freno en color negro.

El interior del Aston Martin Vantage SP10 presenta el típico ambiente de un coche de carreras. El color negro es el claro protagonista y en medio de la oscuridad dominante destacan algunos acentos cromados. En la versión Coupése emplea el tejido Alcantara en asientos, respaldos de los mismos y volante, mientras que la variante Roadster utiliza el cuero como material para estos elementos.

Sin embargo, más allá de la estética, en una versión así lo prioritario son los detalles técnicos en pos de una mayor eficacia en la carretera. Por pirmera vez, el Aston Martin Vantage incorpora una caja de cambios manual de seis marchas. Este tipo de transmisión se combina con el motor 4.7 V8 de 436 CV y un par máximo 490 Nm,  que permite un paso de 0 a 100 km/h de 4,5 segundos y una máxima de 305 km/h.

De forma opcional, también se puede elegir un cambio automático de siete marchas con accionamiento manual a través de las levas colocadas en el volante. Según la firma británica, esta transmisión automática cuenta con mejoras que permiten unos cambios de marchas un 20 % más rápidos, lo que sirve para aumentar la adrenalina y las sensaciones deportivas a sus mandos.

El Aston Martin Vantage SP10 cuenta con un chasis de aluminio con muelle y amortiguadores con un tarado más firme que el Vantage S V8. A todo ello hay que añadir pequeños ajustes en el sistema de escape, que sirven para sentir mejor la ensordecedora melodía que sale por las salidas.

A pesar de que el Vantage SP10 es un deportivo de clara orientación deportiva, cuenta con muchos elementos en su equipamiento para que usarlo a diario no suponga un inconveniente: asientos de regulación eléctrica, navegador, control de crucero, sistema Bluetooth de manos libres bluetooth y sistema de sonido de 750 Watios Premium Audio System (se ofrece uno Bang&Olufsen 1.000 Watios de potencia como opción). Otros elementos interesantes dentro del equipamiento opcional son la cámara de ayuda al aparcamiento trasero, una suspensión aún más deportiva (sólo para el Coupé) y asientos de fibra de carbono.

Tanta exclusividad tiene un alto precio, ya que este Aston Martin Vantage SP10 sale a la venta en el mercado europeo a un precio de partida de 96.635 euros, precio al que se deben añadir los impuestos correspondientes a cada país.

Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

Fuente: Aston Martin

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta