Pese a las constantes y malas noticias publicadas sobre el sector del automóvil, y a la galopante crisis económica, al fin empezamos a conocer datos que apuntan al optimismo en la recuperación de una industria fundamental para el crecimiento financiero.

a1
Audi A1

Audi, BMW y Skoda, tres de los principales fabricantes europeos, han anunciado que cerrarán 2010 con incrementos significativos de las ventas que pone fin a una tendencia bajista en los mercados.

BMW, el fabricante alemán que agrupa también a Mini y Rolls Royce, alcanzó unas ventas mundiales en el mes de noviembre de 129.014 vehículos, un incremento del 19,8% con respecto al mismo mes del año pasado, lo que supone además el mayor crecimiento del año.

En cifras totales, BMW consiguió vender 1.320.000 vehículos en el periodo enero-noviembre, un aumento en cifras del 13,5% con respecto al año pasado.

Sin embargo fue Rolls Royce el que ha disfrutado de un año excepcional. Las matriculaciones de la firma de lujo se dispararon durante el mes de noviembre hasta un 164,4% más, un incremento acumulado en lo que va de año del 259%, uno de los más altos de su longeva historia.

Por su parte el fabricante checo Skoda, perteneciente al grupo Volkswagen, consiguió adjudicar en el mes de noviembre un 15% más de vehículos que en el mismo mes del pasado año, o lo que es lo mismo, 62.000 coches vendidos y un crecimiento anual del 12,3%.

El otro alemán, Audi, acumula también unas cifras de venta espectaculares; un total de 1.003.900 nuevos propietarios en todo el mundo ya disfrutan de su flamante Audi, lo que supone para la firma de los cuatro aros un aumento del 15,3% con respecto al año anterior, superando incluso la cifra récord de ventas establecida en 2008.

Entre las razones que esgrimen los responsables de la firma; la recuperación de la industria automovilística alemana, el éxito de ventas de nuevos modelos como el A1, o la consolidación en los mercados internacionales de China o EE.UU.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta