La electrificación está muy presente en la hoja de ruta de Audi. Los de los cuatro aros nos anunciaban hasta 12 modelos electrificados en los próximos 24 meses (5 totalmente eléctricos y 7 híbridos enchufables). Tras la llegada del revolucionario Audi e-tron representando a los EV, ahora acaba de ser presentado el Audi Q5 55 TFSIe quattro para comenzar con la nueva generación de los PHEV. Se trata de la versión del SUV más eficiente hasta la llegada del Q5 e-tron totalmente eléctrico este mismo año.

Este ejemplar se moverá gracias a la combinación del conocido motor de cuatro cilindros turbo 2.0 TFSI y a una mecánica eléctrica síncrona de excitación permanente (PSM). Ambos componentes se combinan para conseguir una potencia de 367 CV y 500 Nm de par desde las 1.250 rpm. Esta versión híbrida enchufable solamente puede ir ligada a la transmisión automática S tronic de siete velocidades y a la tracción total quattro.

Llama la atención que este ejemplar sea más potente que el actual tope de gama, el Audi SQ5 TDI. Aunque es un poco más lento, pues acelera de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos y su velocidad máxima es de 239 km/h. Donde sí que sale muy beneficiado es en el apartado de consumos y emisiones. Este Audi Q5 55 TFSIe quattro homologa un consumo media de entre 2,4 y 2,6 l/100km, además de unas emisiones de CO2 de entre 54 y 57 g/km (ciclo WLTP).

La otra parte que completa el sistema de propulsión híbrido enchufable es una batería de iones de litio de 14,1 kWh. Va ubicada bajo el piso del maletero y cuenta con un circuito de refrigeración mejorado para mejorar su productividad y vida útil. Con el sistema de carga Compact que trae de serie, la recarga se puede realizar en 2,5 horas en una toma de 400 voltios y 16 amperios, aunque también se puede hacer en una toma doméstica de 220 voltios en unas seis horas.

Gracias a ella, el SUV es capaz de recorrer más de 40 kilómetros en modo eléctrico, lo suficiente para ganarse la etiqueta Cero de la DGT. La velocidad máxima en este modo está limitada a 135 km/h. Para jugar con esa baza siempre se podrá elegir entre los distintos modos de conducción, que son Híbrido, EV y Battery Hold. La eficiencia también va ligada a detalles como el asistente predictivo de eficiencia, que ajusta el funcionamiento del sistema de recuperación de energía, y también funciona en consonancia con el control de crucero adaptativo.

Ya hablamos antes de que el Audi Q5 55 TFSIe quattro empleaba la tracción quattro, aunque en esta ocasión ha sido optimizada para el sistema híbrido. La tracción a las cuatro ruedas permanece desactivada en condiciones normales, pero preparada para cuando sea necesaria. También se puede beneficiar de la aplicación myAudi para controlar remotamente un buen número de parámetros. Este ejemplar tiene un precio de partida de 66.090 euros en España, donde llegará durante el tercer trimestre del año.

Fuente: Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta