Si hay un modelo que siempre ha buscado compaginar la versatilidad de uso, con un amplio interior y maletero, sin renunciar a unas prestaciones muy deportivas, ese es el Audi RS 4 Avant. Hasta su llegada era bastante comunes los sedanes muy potentes, pero nadie había pensado nunca convertir un familiar medio en un deportivo.

La historia comenzó hace 23 años y hace bien poco ha escrito el último capítulo de la saga creada por Audi Sport. Estas son, por el momento, todas las anteriores generaciones del Audi RS 4 Avant:

Audi RS 2 Avant. 1994

El RS 2 Avant, lanzado al mercado en 1994, fue el primer vehículo deportivo de alto rendimiento con cinco plazas y gran capacidad de maletero.

Entre 1994 y 1995 sólo se fabricaron 2.891 unidades, desarrollado de forma conjunta con Porsche. Era fabricado por Porsche en Stuttgart y usaba frenos, llantas, retrovisores e intermitentes del Porsche 911 RS 964, combinado con un motor de 2,2 litros y 5 cilindros turboalimentado rendía 315 CV de potencia. Aceleraba de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 262 km/h.

Audi RS 4 Avant B5. 1999

Cuando en Ingolstad decidieron que la berñina media de la firma cambiase su denominación de Audi 80 a Audi A4 y entonces los derivados de S y RS siguieron esta ma´xima. Por eso el Audi RS2 Avant se convirtió en el RS4 (B5).

Se trató ya de un proyecto propio de Audi, si bien quattro GmbH se asoció con los ingleses de Cosworth Technology Ltd. para conseguir que el V6 biturbo de 2,7 litros del S4 alcanzase 380 CV (100 más), algo nada sencillo ya que necesitaba mucha refrigeración adicional. Era un familiar muy capaz (aceleraba de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos) y su demanda fue tan alta que tuvieron que doblar la producción respecto a las previsiones iniciales de ventas.

Audi RS 4 Avant B7. 2005

La segunda generación del RS 4 Avant se presentó en 2005. Disponible inicialmente con carrocería berlina y Avant, poco después se añadió a la gama por primera vez (y hasta el momento la única) una variante RS 4 Cabrio.

Este RS 4 (B7) Estaba propulsado por un V8 con una cilindrada de 4,2 litros derivado del que empleaba el sedán V8. Contaba con inyección directa y la potencia máxima alcanzaba los 420 CV. Para acelerar de 0 a 100 km/h necesitaba tan solo 4,8 segundos. Otras características técnicas destacadas eran la tracción quattro con distribución de par dinámica asimétrica y los frenos cerámicos opcionales.

Audi RS 4 Avant B8. 2012

Ver galeria (24 fotos)

La tercera generación del RS 4, el B8, se ofreció únicamente con carrocería Avant. Se presetó en el salón de Ginebra en febrero de 2012. Al igual que su predecesor, equipaba un motor V8 de 4,2 litros de cubicaje, pero con una potencia de 450 CV.

Audi RS 4 Avant B9. 2017

Ver galeria (98 fotos)

La versión más prestacional del Audi A4 Avant 2016 olvida el V8 atmosférico de altas revoluciones y en su lugar apuesta por motor 2.9 TFSI V6 biturbo de Audi Sport de nuevo desarrollo, con 450 CV de potencia y 600 Nm de par desde 1.900 rpm y hasta 5.000 rpm  (170 Nm respecto a la generación anterior).

La marca asegura que este propulsor, con 155 CV/litro, se ha inspirado en el 2.7 V6 del RS 4 Avant de 1999. Con él bajo el capó, el Audi RS 4 Avant 2018 acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y puede alcanzar los 250 km/h (280 km/h con el paquete RS dynamic).

Prestaciones de infarto para un coche de 4,78 metros de longitud, con unas espectaculares llantas de 20 pulgadas de serie, pasos de rueda muy marcados, las ya clásicas salidas de escape ovaladas… y un interior deportivo y tecnológico (virtual cockpit, sistema de navegación don Google Earth…). Sin olvidarnos, claro, de su amplio maletero de 505 litros de capacidad, que pueden llegar a los 1.510 si se abaten los respaldos de los asientos traseros.

Galería de fotos:
[galllery]

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta