Habiéndose corrido la voz del posible agotamiento del presupuesto del Plan 2000E, parece que muchos españoles se han apresurado a adquirir su coche. En la primera semana de octubre las ventas han aumentado un espectacular 76%. El miedo a quedarse sin subvención le ha metido prisa a más de uno que no ha dudado en formalizar la compra de su vehículo.

Con los últimos coletazos del Plan 2000E, del que aún no se sabe si el gobierno central ampliará su vigencia y le asignará una nueva partida presupuestaria, se han vendido 15.342 unidades frente a las 8.712 del mismo periodo del año pasado. Habla a las claras del interés de los consumidores por aprovecharse de las ayudas económicas para renovar su automóvil.

concesionario_bmw

Es de esperar que en breve el Ministerio de Industria aclare si va a alargar los plazos del Plan 2000E. Salta a la vista que la iniciativa ha tenido una gran acogida entre los compradores. No son pocos los que se han beneficiado de las subvenciones del mismo. Las asociaciones de la industria del automóvil reclaman que se renueve el Plan 2000E; aún tienen que darle salida a las existencias acumuladas en la anterior época de bonanza económica. Con la crisis y el consiguiente parón de las ventas, se han acumulado demasiadas unidades de las que ahora deberían deshacerse gradualmente. Una rebaja en el precio de compra siempre viene bien para hacer más atractiva la adquisición de un automóvil nuevo. Si con ello además se sustituye un vehículo antiguo, la medida consigue además una renovación del parque móvil español.

Lo que está claro es que el sector ha maquillado un tanto los malos resultados del año. El empujón que para las ventas ha supuesto el Plan 2000E es obvio. Que los fondos se hayan agotado, o estén a punto de hacerlo, en menos de cinco meses, habla a las claras del éxito que ha tenido. Esperemos que por el bien de la industria automovilística y de los consumidores, que se acabe alargando para que más personas puedan beneficiarse de las ayudas.

Vía | Highmotor

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta