Hace poco llegaba la noticia de que compañías como Uber, están construyendo pistas de pruebas y falsas ciudades para probar la eficacia de los softwares de sus vehículos autónomos. La ultima en hacerlo ha sido BMW, quien invertirá más de 100 millones de euros en instalar en la Republica Checa una pista donde serán testados sus automóviles eléctricos y autónomos.

A través de un comunicado, BMW ha anunciado que el proyecto dará comienzo en 2020 y las instalaciones contarán tanto con un departamento desarrollo de nuevos software para vehículos eléctricos, como con una pista de simulación de carretera y ciudad.

El grupo BMW, que también incluye las marcas Rolls-Royce y Mini, planea presentar su primer modelo autónomo, llamado iNext en 2021. La compañía se ha asociado con Intel, Mobileye, Delphi, Continental y Fiat Chrysler para desarrollar softwares de vehículos sin conductor.

BMW ya realizó en 2006 pruebas a un vehículo automatizado y ha desarrollado iniciativas en este campo como el asistente Valet Parking Remoto en el BMW i3 o el control de estacionamiento automatizado con gestos.

BMW ya cuenta con instalaciones de prueba en Alemania, Francia y Suecia, pero según la compañía, no es espacio suficiente, por lo que han decidido ampliar la superficie y construir una pista nueva en República Checa.

Con esta nueva inversión, BMW sumará cientos de puestos de trabajo en la República Checa a los más de 600 empleados que trabajan en el desarrollo de la conducción autónoma. La marca pretende convertirse en líder de las tecnologías más avanzadas de coches sin conductor.

Fuente – BMW

Vía – Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta