Con la economía europea cayendo y China  los fabricantes de automóviles mundiales centran su atención en nuevos mercados con gran potencial. Si el mes pasado hablabamos de la importancia de Rusia para el mercado automovilístico, ahora todas las expectativas se centran en Brasil, donde el lunes se inauguraba para la prensa el Salón del Automóvil, que ayer se abrió al público.

La mayoría de los fabricantes están invirtiendo mucho en Brasil y otros mercados de América del Sur, con nuevos productos y plantas de fabricación, para tratar de aprovechar las economías en expansión y la fuerte demanda de coches nuevos y camiones.

Los grandes grupos han tomado posiciones para esta carrera. En la parrilla de salida del Salón podían verse a General Motors, el Grupo Volkswagen, Toyota, Ford, Nissan, Honda, Fiat, Hyundai y un sorprendente número de marcas chinas. Nadie quiere quedarse descolgado en la nueva tierra prometida.

“No invertimos lo suficiente en Brasil antes de la crisis”, dijo Dan Akerson, Presidente y CEO de GM durante la presentación de uno de sus coches, “pero desde entonces hemos duplicado nuestra inversión. No vamos a cometer el mismo error otra vez”.

Entre las marcas japonesas en el show, Nissan, en escena el estreno mundial del Extreme, un concepto de coupé urbano diseñado específicamente para los gustos de Brasil. “Este concepto muestra nuestra pasión y pone de relieve nuestro compromiso con Brasil”, dijo Shiro Nakamura, director creativo de Nissan, quien agregó que “hemos tenido un comienzo tarde aquí, pero queremos demostrar que somos serios. El éxito en Brasil es vital para nuestros planes de crecimiento global”. La compañía está invirtiendo $ 1,4 mil millones en una nueva fábrica cerca de Río de Janeiro.

Como reflejo de la importancia de la feria de Sao Paulo, el Presidente del Grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, llegó para ayudar etapa el debut mundial del prototipo Taigun y el Gol de dos puertas, la versión brasileña del Golf. El líder del mercado brasileño, Fiat reveló el xtreme Bravo, una versión deportiva de su compacto además de presentar dos modelos de Ferrari y Maserati exclusivos para Brasil.

Por su parte, Hyundai presentó el HB20x, la versión brasileña de su Hundai i20 y su vicepresidente, Chung Eui-sun, aseguró que “Brasil se está convirtiendo en una fuerza importante en la economía mundial”. la marca coreana llegó a Brasil en 1992 y crece rápidamente ya que fabrica en el país.

Destacando sus credenciales de ahorro de combustible, Toyota dio a los brasileños su primer contacto con la familia Prius híbrido y debutó el Etios, un urbano similar al Yaris que se vende en otros mercados.

Por su parte, Chevrolet está persiguiendo a los líderes del mercado Fiat y Volkswagen. La gama de productos presentada fue enorme: Onyx, Trailblazer, Malibu, Camaro, Cruze, Sonic y Captiva, se unen a otros modelos ya vendidos allí. Se mostraban eufóricos. “Este espectáculo es una ocasión histórica para GM y Chevrolet”, dijo Grace Lieblien, presidente de GM Brasil. “La mitad del PIB mundial viene ya de los mercados emergentes. Esperamos que Brasil, el tercer mayor mercado mundial de GM, llegue a los cuatro millones de unidades en 2015 o antes”.

¿Se prepara una burbuja automotriz en Brasil? ¿O estamos ante un cambio de poderes irreversible en el mercado mundial de coches?

Fuente: Detroit News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta