Hace poco nos hicimos eco de un nuevo récord de velocidad punta: 490,484 km/h. Una cifra lograda en el trazado oval de Ehra-Lessien por un Bugatti Chiron sensiblemente modificado que podría haber marcado un registro más espectacular en la pista adecuada. Aunque se trataba de un prototipo, la firma de Molsheim acaba de presentar su correspondiente versión de producción. E aquí el Bugatti Chiron Super Sport 300+.

Con esta última edición, Bugatti pone fin a más de una década intentando mantener el liderato en el “coche más rápido del mundo”. Así lo demostró el Veyron en 2005 con sus 407 km/h, reafirmándolo cinco años más tarde con la versión Super Sport y sus 431 km/h de punta. Aunque el nuevo Bugatti Chiron Super Sport 300+ se haya acercado peligrosamente a los 500 km/h, el récord de velocidad sigue siendo del Koenigsegg Agera RS hasta que sea certificado por Guinness.

Ciertamente, el Bugatti Chiron Super Sport 300+ se ve prácticamente igual al prototipo, y está recubierto de la misma piel de fibra de carbono con acentos en color naranja brillante, recogiendo el testigo de su antecesor. Eso significa que la parte delantera queda dominada por la clásica parrilla de herradura, en este caso oscurecida y flanqueada por entradas de aire más agresivas. Sobre la aleta delantera también se han hecho tomas de ventilación circulares.

Los neumáticos Michelin desarrollados para el Bugatti Chiron Super Sport 300+ fueron probados en laboratorio hasta los 510 km/h

Sin embargo, es en la zaga donde se pueden apreciar los mayores cambios, tanto visuales como aerodinámicos. Como tal, la trasera ha sido sensiblemente alargada (250 milímetros), teniendo que diseñar una cubierta para el motor a medida. Además, se ha integrado una pareja de salidas de escape dobles apilados verticalmente, algo que ya vimos en el Bugatti Centodieci. La única diferencia visual entre el prototipo y el modelo de producción está en las llantas.

Bugatti exploró la velocidad máxima del Chiron Super Sport 300+ con el piloto Andy Wallace sentado en un asiento de competición con el del pasajero retirado. En el vacío que este dejaba había una gran cantidad de ordenadores portátiles y equipos de registro de datos. La versión destinada a los clientes contará con asientos normales y prescindirá de la jaula antivuelco. La mala noticia es que la velocidad será limitada electrónicamente a 440 km/h.

El Bugatti Chiron Super Sport 300+ utiliza una evolución del motor W16 del Chiron. Ahora, los 16 cilindros y los cuatro turbos han sido recalibrados para ofrecer una potencia máxima de 1.600 CV. Este gigante mecánico canaliza su potencia a las cuatro ruedas a través de un sistema de tracción total mediante una caja de cambios automática de doble embrague y siete velocidades. El sprint de 0 a 100 km/h apenas necesita 2,4 segundos.

Sin embargo, Bugatti ofrecerá la alternativa a sus clientes de equipar la jaula antivuelco y eliminar el limitador para intentar acercarse a la cifra récord en la pista de Ehra-Lessien. Tansolo 30 ejemplares del Bugatti Chiron Super Sport 300+ verán la luz, a un precio que comienza en 3,5 millones de euros antes de impuestos. A pesar de la elevada tarifa, “se irán en un abrir y cerrar de ojos”, como dijo Stephan Winkelmann a Autoblog.

Fuente: Bugatti

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta