Citroën está celebrando su centenario repasando su pasado y mirando al futuro. Ya pudimos ver algunos de los clásicos más importantes de su historia en el Rétromobile de París y también una visión de la movilidad futura a través del Citroën Ami One Concept. Y después de ese llamativo prototipo exclusivamente para entornos urbanos llega otro que es para salir de las ciudades. Se llama Citroën 19_19 Concept y se trata de un modelo eléctrico y autónomo que trae soluciones interesantes.

Como decíamos se trata un vehículo con el que viajar, por ello se ha centrado en dar una máxima comodidad en trayectos largos. Se aprecia incluso en su diseño, pero se trata de una cabina suspendida sobre cuatro enormes ruedas. No hay líneas convencionales en este Citroën 19_19 Concept, en su carrocería destacan las grandes superficies acristaladas o las complejas ópticas, que dejan una firma lumínica bien reconocible tanto por delante como por detrás.

Las llantas de 30 pulgadas son bastante innovadoras, llevan unos neumáticos Goodyear que también ponen el toque de color al prototipo. Aunque pudiera parecer que ese tamaño de llanta restaría confort en marcha, lo cierto es que la suspensión con amortiguadores hidráulicos progresivos consigue solventarlo. Con un control activo inteligente consigue esa sensación de ‘alfombra mágica’ que hará las delicias de los ocupantes. La aerodinámica también ha sido trabajada para que no aparezcan ruidos molestos.

En habitáculo de este Citroën 19_19 Concept también está lleno de facilidades para que el viaje sea placentero. No hay ningún asiento igual a otro, cada uno de ellos tienen una forma y un propósito diferente. Es muy minimalista y no hay prácticamente elementos en el salpicadero, la pantalla se proyecta sobre el parabrisas. En este entorno lo que pasa prácticamente desapercibido es el pequeño volante, que se podrá esconder cuando el coche ruede en modo autónomo.

Porque en un vehículo concebido para el futuro como es este Citroën 19_19 Concept se da por hecho que la conducción autónoma estará muy presente. Del mismo modo lo estará la electrificación, pues el prototipo se mueve gracias a un sistema de propulsión 100 % eléctrico con una potencia de 462 CV (340 kW) y 800 Nm de par. Cuenta con un paquete de baterías de 100 kWh gracias a las cuáles es capaz de lograr una autonomía de 800 kilómetros según ciclo WLTP. Veremos si el futuro es como lo pintan.

Fuente: Citroën
Galería de fotos:

Ver galeria (38 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta