En cada Salón de París Citroën echa el resto al jugar en casa y saca algún prototipo loco con el que llamar  llamar la atención. Esta vez no iba a ser menos. Si los nuevos C4 y DS4 no fueran suficiente aliciente, la firma parisina ha adelantado hoy las primeras imágenes de este prototipo experimental, una especie de buggy con estética de todoterreno llamado Citroën Lacoste.

citroen-lacoste-1
El último prototipo loco de Citroën

Aunque la imagen irreal y futurista parece que se trata de un mero ejercicio de diseño, puede que exista alguna idea de llegar a producirlo detrás. Hace apenas dos meses, el jefe de diseño de Citroën, Jean-Pierre Ploué, adelantaba que la marca francesa presentaría en París el prototipo de una nueva submarca, minimalista y funcional, basada en el C-Cactus y enfocada al público joven. Quizá Ploué ya se refería a este concept, del que podría salir un nuevo segmento de vehículos frescos y juveniles.

Lo que sí está claro es que el Concept Citroën Lacoste cumple con los supuestos expuestos en su día por el director de diseño: es desenfado, está enfocado al ocio y es eminentemente minimalista. por no tener no tiene ni puertas, y no creemos que pueda homologarse un vehículo sin ella.

Aunque tampoco tiene techo, sino una estructura antivuelco en forma de T que acoge una capota inflable que se despliega en caso de lluvia (eso quiero verlo en vivo, y ya no os cuento lo que me gustaría verlo en un coche de producción). Según lo que cuenta Citroën en su nota de prensa (parafernalias estéticas al margen), tiene un tamaño compacto de apenas 3,45 metros de longitud, 1,80 m de anchura y 1,52 de altura. Por dentro prima lo indispensable: está diseñado como un bolso de mano, con innumerables huecos para portar objetos y una trama que recuerda a los polos de la marca Lacoste. Citroën ya ha realizado otros portotipos atrevidos realizados en colaboración con marcas de moda y referentes del estilo de vida, como el GQ Concept.

En cuanto a propulsión, en estos tiempos que corren cabía esperar que se decanatsen por una tecnología híbrida o eléctrica al estilo del C-Zero, aunque Citroën ha optado por un motor tricilíndrico de gasolina como alternativa de bajo consumo y pocas emisiones. De momento no hay mucho que decir, así que esperaremos al Salón de París para saber si la marca esclarece algo sobre el futuro de este modelo o se queda en un simple prototipo de esos que nunca jamás llegan a fabricarse.

Fotos:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta