El Citroën ZX siempre ha sido uno de los modelos de la marca francesa más recordados por una parte del público. Aunque no lo parezca, el compacto lleva más de dos décadas fuera del mercado, siendo la década de los 90 en la que tuvo mayor presencia. Eso incluye algunos triunfos notables en la competición y ahí es donde tiene mucho que decir el Citroën ZX Rallye-Raid que hoy vamos a recordar.

Se está celebrando el 30 cumpleaños de esta leyenda del desierto que consiguió un palmarés a la altura de muy pocos coches de la época. El proyecto para realizar este vehículo comenzaría en 1985 con el Programa N2, que tenía como objetivo lanzar un compacto competitivo para cubrir ese hueco que existía entre el utilitario Citroën AX y la berlina BX. De forma paralela se creaba Citroën Sport en 1989 para también conseguir hacerse un nombre en la competición, la vista muy puesta en los rallyes.

Así que decidieron hacer una suma lógica y de la mezcla de ambos proyectos nacía el Citroën ZX Rallye-Raid, que hizo su debut hace justo tres décadas. Se estrenó en la Baja Aragón de julio de 1990 con la presencia de dos unidades, una pilotada por Ari Vatanen y la otra por Jacky Ickx. Quedaron primero y segundo respectivamente en dicha prueba y comenzó la gesta en competición. En el Salón de Ginebra de 1991 era presentado el ZX de producción con una gran expectación debido a los resultados del modelo de competición.

El propio Vatanen ese año 1991 se coronó en el Rally París-Dakar, uno de los más duros del mundo. El piloto Pierre Lartigue también ganaría el Dakar tres veces seguidas (1994, 1995 y 1996) con el ZX Rallye-Raid. De hecho, en apenas siete años este ejemplar consiguió nada menos que 36 victorias en las 42 pruebas que disputó, siendo 25 para Lartigue, 10 para Vatanen y una para Timo Salonen. Además de las cuatro victorias en el Dakar, también consiguió cinco títulos consecutivos (1992-1997) en la Copa del Mundo FIA de Rallye-Raid.

Galería de fotos:

Ver galeria (21 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta