18 años después, Toyota vuelve al Campeonato Mundial de Rallys (WRC). En su vuelta a la competición, el equipo Toyota Gazoo Racing ha cosechado ya dos victorias y tres podios con el pequeño Toyota Yaris de competición (que tiene realmente muy poco que ver con el Yaris 2017 que probamos), con los pilotors Juho Hänninen, Esapekka Lappi y Jari-Matti Latvala al volante.

Toyota ha sido y será siempre un equipo que le ha dado mucho a los rallyes. Aquí repasamos los 8 momentos más importantes de su historia en este deporte:

1. Ove Andersson, el hombre clave

Tommi Mäkinen, tetracampeón en el mundial de rallyes, es el actual jefe del equipo Toyota GAZOO Racing, pero durante tres décadas la capitanía del equipo japonés fue llevada por Ove Andersson. A principios de los años 70, el sueco fue uno de los grandes partícipes en la creación del primer equipo de rallyes de Toyota, el denominado Andersson Motorsport.

2. Primera victoria de Toyota en el Mundial de Rallyes

El Campeonato del Mundo de Rallys FIA se creó en 1973. En su primera temporada, Toyota obtuvo su primera victoria en el Rally Press-on-Regardless, celebrado en Estados Unidos.

 

3. El nacimiento del Toyota Team Europe

En 1975, Toyota regresa a la competición de forma oficial bajo el nombre Toyota Team Europe. Hannu Mikkola logró la primera victoria del equipo en el Rally 1.000 Lagos de Finlandia con el Toyota Corolla Gr.4. A partir de ese momento, el Toyota Team Europe se convirtió en uno de los favoritos en cada prueba del Mundial.

4. El primer Grupo B de Toyota

En 1982 entró en vigor la nueva reglamentación de Grupo B, y con ella el Toyota Team Europe desarrolló un nuevo coche que, a diferencia de sus rivales Peugeot o Lancia, no estuvo basado en un ‘prototipo de carretera’ con motor central y cuatro ruedas motrices. El Toyota Celica Twincam Turbo de 1983 utilizaba un poderoso propulsor de 2 litros turboalimentado con 370 CV de potencia, un modelo que se caracterizaba por su enorme robustez y fiabilidad.

El Toyota Celica Twincam Turbo se convirtió en toda una leyenda en África, donde destacó en las pruebas más duras del mundial.

5. Carlos Sainz y su primer mundial con Toyota

En 1990, Carlos Sainz realizó una temporada espectacular con su Toyota Celica GT-Four, el primer Toyota de rallys con cuatro ruedas motrices. El español ganó los rallys de Nueva Zelanda, Acrópolis, 1.000 Lagos y RAC, proclamándose Campeón del Mundo de Pilotos y facilitando el segundo puesto en el mundial de constructores para Toyota.

6. Toyota y su gloriosa década de los 90

A principios de los noventa, Toyota se convirtió en la marca dominadora del WRC. Con el nuevo Toyota Celica Turbo 4WD, Sainz, Kankkunen y Auriol se proclamaron campeones del mundial de pilotos en 1992, 1993 y 1994 de forma consecutiva. Además, Toyota ganó el Mundial de Constructores en 1993 y 1994.

7. El primer Toyota bajo la reglamentación WRC

En 1997, la FIA cambió el reglamento del mundial de rallyes e introdujo los coches que aún perduran a día de hoy, los llamados World Rally Car (WRC), los  coches más potentes y rápidos de la historia del mundial. Toyota retornó a la competición de forma oficial con el nuevo Corolla WRC.

Con Carlos Sainz de vuelta al equipo, Toyota regresó a los puestos de cabeza y el español estuvo a un paso de coronarse Campeón del Mundo por tercera vez en 1998 en el decisivo Rally de Gales. Pero en uno de los momentos más desgarradores de la historia del deporte, no pudo llegar a meta, sumando el segundo abandono de la temporada. El título fue para Tommi Mäkinen, que había abandonado en seis rallyes esa temporada… Al año siguiente, gracias a Carlos Sainz y a Richard Burns, Toyota volvió a coronarse como Campeón del Mundo de Constructores.

8. El último Mundial de marcas de Toyota

Gracias a Carlos Sainz y a Didier Auriol, Toyota volvió a alzarse con el título de marcas en el año 1999. Ambos pilotos mantuvieron una impresionante regularidad a lo largo de la temporada, con 14 podios entre los dos.

Fuente: Toyota
Vía: Newspress
Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta