El lanzamiento del Porsche Taycan va a ser uno de los más importantes en la historia de la marca de Stuttgart. Se tratará del primer eléctrico y eso ha obligado a realizar una importante inversión para adaptar el proceso productivo. Lo cierto es que todavía se sabe poco del modelo de producción definitivo, pero las expectativas son altas y queda claro que la movilidad eléctrica estará muy presente en el futuro de Porsche.

El fabricante confía en que a partir de 2025 el 50 % de sus ventas corresponderán a vehículos electrificados. Por eso ya están trabajando en lo que han bautizado como la Producción Porsche 4.0, una campaña para adaptarse a los nuevos tiempos que corren. El Taycan ocupa un lugar protagonista en esta acción, pues para su lanzamiento se han invertido 6.000 millones de euros y se está trabajando a contrarreloj para cumplir con los objetivos.

La planta de Zuffenhausen (Alemania) va a ser la encargada de la producción y ensamblaje del Taycan. Allí se está eliminando el principio de tener una única línea de montaje, aplicando una producción flexible. Se estrenarán sistemas de transporte autónomos y se permitirá un mayor número de ciclos en un mismo espacio. También se empleará a 1.200 nuevos trabajadores, que se encargarán del Taycan y también de los deportivos de dos puertas.

El Porsche Taycan estrena un sistema de 800 voltios, un elemento que ha sido heredado directamente del Porsche 919 Hybrid de competición. Gracias a ello se quiere conseguir que las baterías de iones de litio consigan energía suficiente en apenas cuatro minutos para recorrer 100 kilómetros. La experiencia en la próxima temporada de la Fórmula E será clave para este ámbito. Para que el eléctrico triunfe seguirán desarrollando sus cargadores Porsche E-Performance y también apostando por el desarrollo de la infraestructura a través de Ionity junto a otras marcas.

Fuente: Porsche

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta