Si hace unos meses  veíamos cómo el Mitsubishi i-Miev podía surtir de electricidad un hogar, ahora es Nissan la que empezará en julio a vender cargador de doble dirección. El fabricante nipón se ha asociado con Nichicon para lanzar su propio punto de carga doméstico bidireccional y comenzará a ofrecer este producto.

El aparato se llama EV Power Station, permite cargar al 100% un Nissan Leaf como el que probamos en apenas cuatro horas para disfrutar de una autonomía de unos 175 km. Lo mejor es que también permite descargarlo, devolviendo esa electricidad para proporcionar corriente a la casa. Nissan asegura que podría suministrar energía durante dos días a un hogar japonés medio. La marca nipona no habla de posibles degradaciones de la batería, porque como sabrás, tienen una vida útil y un número de cargas/descargas limitado.

Las primeras entregas serán en julio y, costará unos 480.000 yenes, que tras las subvenciones del Ministerio de Economía, Comercio e Infraestructuras el precio se quedará en 330.000 yenes (3.315 euros). Así funciona este sistema que esperemos llegue pronto a España:

No iba a ser menos que las otras marcas nipona Toyota, que también ha desarrollado un sistema que permite usar la energía del coche eléctrico en las dos direcciones.

Este sistema de intercambio de electricidad del vehículo al hogar (V2H, Vehicle To Home) permite el envío recíproco de energía entre vehículos de propulsión eléctrica, tanto híbridos enchufables como vehículos eléctricos, y los hogares. El sistema V2H comenzará las pruebas a finales de 2012 usando varios Prius plug-in hybrid en diez hogares, como parte del Proyecto de Verificación de Bajas Emisiones de Toyota City, que arrancó en el mes de abril de 2010. Así funcionan los híbridos enchufables:

Un inversor de 100 V CA a bordo del Prius plug-in hybrid convierte la energía almacenada en corriente alterna apta para el uso doméstico, y el flujo energético se controla mediante la comunicación entre el vehículo, el punto de recarga y el hogar. Con este nuevo método, la electricidad baja en carbono generada mediante generadores solares, o la electricidad de bajo coste en horario nocturno, puede almacenarse en la batería del vehículo y luego emplearse para suministrar energía al hogar durante los picos de consumo. Este tipo de flujo energético óptimo se puede controlar automáticamente mediante un sistema doméstico de gestión energética (HEMS, Home Energy Management System).

Las baterías de los vehículos también se pueden utilizar como fuente de energía en caso de emergencia, ajustando manualmente el flujo eléctrico para que la batería del vehículo suministre energía a través del punto de recarga a los puntos de luz y las tomas de corriente del hogar. Con la batería totalmente cargada y el depósito lleno de gasolina, un Prius plug-in hybrid puede suministrar energía para el uso eléctrico de un hogar japonés medio (aproximadamente 10 kWh) durante cuatro días.

Fuentes: Nissan, Toyota

2 COMENTARIOS

  1. Muy interesante, si se va la luz, enchufas el coche y ya tienes electricidad de nuevo!

    Lo curioso es que este avance tecnológico contemple un problema que puede parecer pretérito: que la vivienda tenga una caída de tensión durante varios días…

Deja una respuesta