Dos meses antes al estallido de la crisis de 1929 se inauguraba la primera edición del Concorso D`Eleganza Villa D´Este. Un evento que nacía con el pretexto de celebrar los coches más elegantes de la época en un ambiente de lujo y sofisticación como es el Gran Hotel Villa D´Este a orillas del Lago Como.

El vencedor del primer certamen fue un Isotta Fraschini, el primero de la lista de laureados y el que puso el listón de lo que el jurado reconocía como excepcional y elegante. Así pues, el concurso se fue celebrando de manera ininterrumpida hasta el año 1950 cuando el gobierno italiano consideró que dada las circunstancias de la posguerra su celebración no era solvente.

No sería hasta 45 años más tarde cuando en 1995, se volviese a retomar la tradición del evento cuyo reclamo principal seguía exclusivamente centrado en el homenaje a coches clásicos sin la participación de modelos más actuales.

La mala gestión económica supuso el abandono una vez más del concurso en 1998. Esta vez con la temida convicción de que le había llegado su fin. Afortunadamente era sólo el principio de un nuevo capítulo en su historia.

Christian Eich, por entonces Director del BMW Group Classic y responsable del museo de BMW de Munich vio una oportunidad para la marca de organizar el concurso en colaboración con el Hotel Villa d´Este. Así pues en 1999, BMW organizaba su primera edición, acompañada de dos ediciones más en 2000 y 2001.

Si el evento ya de por sí era ostentoso y rebosaba lujo a los cuatro costados, su expansión económica y su posicionamiento internacional lo convirtieron rápidamente en el Salón de coches más elegante del mundo.

Un punto de encuentro donde aristócratas excéntricos se divierten contemplando auténticas joyas del motor mientras beben un exquisito champán. Y si les apetece volver con un tesoro más en su garaje, la casa de subastas Sotheby´s pone también a la puja algunos de los coches históricos más cotizados del mundo.

Pese a su elitismo la entrada al evento oscila entre los 5 y 12 euros. Excusa perfecta para no sólo acudir y votar que clásico merece la Coppa d´Orocomo también asistir al lanzamiento de algunos de los coches actuales más elegantes y bellos del momento. Valgan un par de ejemplos: el prototipo del Aston Martin One-77 o el Bugatti Veyron Hermès fueron presentados ante los medios en el concurso.

Así mismo y desde 2008, el Concorso d´Eleganza Design Award condecora los modelos de ese año capaces de exprimir al máximo la ecuación de diseño elegante más potencia. El Aston Martin V12 Zagato en 2011 o el Bentley EXP 10 Speed Six Coupé en 2015 fueron algunos de los premiados.

La próxima edición, que dará comienzos el 25 de mayo de este año y que durará apenas tres días tiene el slogan de “Hollywood en el Lago”. Por lo tanto los afortunados que quieran inscribir algunos de sus coches para la exhibición y el concurso deberán acudir con coches que respondan a esa temática.

Ediciones anteriores respondían a temáticas tan curiosas como “Nuevo mundo, Nuevas ideas” o “Cuando el sexo era seguro y conducir peligroso”.

En definitiva un espectáculo donde la normalidad no tiene derecho de admisión y cuyo motivo de celebración responde a la naturaleza humana. Nos gustan las cosas bonitas.

Ver galeria (8 fotos)

Fuente: BMW Group, Concorso D´Eleganza Villa D´Este 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta