Delage es una histórica marca francesa que, al parecer, está lista para regresar al mercado con un hiperdeportivo que luce uno de los diseños más extremos de los últimos tiempos. No es para menos, ya que los nuevos dueños de la marca se han centrado en conseguir el récord de vuelta de Nurburgring con el Delage D12 y su salvaje V12 atmosférico de 7.6 litros.

El empresario francés Laurent Tapie, con sede en Miami, ha alquilado los derechos del nombre Delage, con opción de compra, y  fabricando el primer automóvil Delage en unos 64 años. Cuenta con el respaldo de «cuatro multimillonarios profundamente comprometidos», según una entrevista con Robb Report, para cumplir su sueño de crear un coche de F1 de calle.

El Delage D12 es un monstruo con cintura de avispa cuya cabina en forma de dardo está muy separada de las ruedas delanteras. Su colosal V12 en posición central, de desarrollado interno, envía la potencia a través de una transmisión de ocho velocidades, integrada en un motor eléctrico (sí, se trata de un coche híbrido).

Sus planes incluyen fabricar dos versiones:

  • Delage D12 GT: con 1.100 CV y 1.400 kg de peso, que sería el coche de calle.
  • Delage D12 Club: que entregaría 1.010 CV, pero con un peso menor, de 1.310 kg, enfocada al circuito.

Estas cifras solamente pueden conseguirse aligerando todo lo posible el coche. Todo lo que puede ser carbono lo es, incluido el chasis monocasco, desde las llantas a la carrocería.

El Delage D12 ofrece una configuración de sus dos asientos en tándem (uno delante de otro), como el Czinger 21C, por lo que, mientras el conductor tendrá una visión fabulosa, sentado en el centro, el pasajero apenas verá el respaldo del asiento del conductor mientras el automóvil alcanza velocidades de locura. No sé yo si me gustaría ir ahí metido muy rápido sin saber a dónde se dirige el coche.

Y si la imagen de nave espacial no fuese suficiente, el D12 nacerá sin puertas. En lugar, el techo de la cabina se levanta como si se tratase de un caza de combate… algo que ya se ha visto en numerosos prototipos o el impactante Lamborghini Egoista.

Tapie ha declarado que quiere el récord de vuelta de Nurburgring para coches de producción, un récord que actualmente pertenece al Aventador LP770-4 SVJ de Lamborghini, que detuvo el crono en 6:44.97 en el Nordschliefe en julio de 2018. Ya tienen piloto para su bestia, nada menos que el campeón de F1 Jacques Villeneuve, al que han contratado como piloto principal de pruebas de la firma.

Desde Delage haban de fabricar 30 unidades, con precios que parten de los 2,3 millones de dólares (algo menos de 2 millones de euros) y la fabricación comenzará el próximo año. Por ahora, Delage ha estado mostrando un prototipo de D12 en algunas fiestas muy elegantes en Hollywood Hills, pero ni siquiera cuentan con web oficial, apenas algún perfil en Redes Sociales.

Vía: Robb Repport

Galería de fotos (Instagram delaged12):

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta