Cada día en nuestro país más de 630.000 alumnos utilizan el transporte escolar para aducir al colegio y regresar a casa. Por esto mismo la DGT pone en marcha una campaña de vigilancia de este tipo de transporte.

Desde el lunes 4 de febrero hasta el viernes 8 del mismo, los autocares dedicados al transporte escolar serán sometidos a un exhaustivo proceso de vigilancia por parte de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. 

Durante los 5 días que durará esta operación, los agentes de tráfico comprobarán la regularidad de las autorizaciones y documentos pertinentes para el desarrollo del servicio. Del mismo modo, se someterán a inspección los distintos elementos de seguridad que exige la normativa en este tipo de transportes.

Sin duda alguna la seguridad es la máxima prioridad en este tipo de transporte. De hecho, los autocares escolares son un sector muy seguro tal y cómo reflejan las cifras de siniestralidad anuales.

Pero este tipo de campañas no solo sirven para comprobar el estado del vehículo y del conductor. También sirven para recordar a los padres su derecho a exigir a los centros educativos que los autobuses que se encarguen del transporte escolar cumplan todos los requisitos normativos para realizar este tipo de transporte.

La velocidad inadecuada y las distracciones al volante son las causas principales de los accidentes en los que se ven implicados este tipo de vehículos. Por esto mismo los agentes de tráfico prestarán especial atención a la velocidad y al uso del teléfono móvil durante la conducción.

El 90% de los percances que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subida y bajada del mismo. Por lo que desde la DGT se insiste a los padres y a los acompañantes de los pequeños en respetar las paradas así cómo ir con tiempo suficiente y no esperar a los niños al otro lado de la calzada.

Actualmente el 60% de los autocares destinados a este tipo transporte cuentan ya con el cinturón de seguridad. Debido al importante papel que juega este sistema de seguridad en caso de accidente, se prestará especial atención al uso de éstos. Y es que según diversos estudios “el uso de un sistema de seguridad en autobuses reduciría las lesiones mortales en un 90% en caso de choque frontal o vuelco”. Desde el 2007 es necesario incorporar este tipo de sistemas de seguridad en este tipo de vehículos para su matriculación.

Fuente: DGT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta