Que no llegarán muy lejos, esa es la respuesta más sencilla. El Lamborghini Urus es un producto candente, pero dos de ellos estaban un poco más calientes de lo normal, ya que fueron robados durante la noche del 17 al 18 de febrero. Según el Departamento de Policía de Wayland, Estados Unidos, la alarma antirrobo en el concesionario de la marca en Boston sonó a las 3:05 am.

Los agentes encontraron que alguien había usado una piedra para romper las ventanillas delanteras (¡qué enfoque más novedoso!) en el establecimiento donde los enormes SUV de lujo italianos descansaban. Allí obtuvieron acceso a las llaves y robaron dos ejemplares. Michael Henrich, de Boston25 News, cubrió ampliamente la historia en Twitter, diciendo en un momento que ambos Urus estaban valorados en 200.000 dólares (184.000 euros), por lo que no eran nuevos.

Otra unidad de policía que respondió a la llamada notó que dos Lamborghini Urus y un Chevrolet Cruze blanco se detuvieron en una intersección cercana. Los tres conductores fueron invitados a detenerse, pero solo el propietario del compacto obedeció. Este fue arrestado, al igual que el pasajero, por no tener ni carné de conducir ni la “autoridad para operar el vehículo en su posesión”. Si somos un poco avispados, suena a que esta pareja estaba con los otros dos tipos.

Y hablando de estos dos últimos, se marcharon a toda prisa. Aproximadamente, cinco horas después, los policías recibieron una llamada de sus colegas en Malden (que está a solo 30 kilómetros de distancia), afirmando que habían encontrado los coches robados, junto con uno de los conductores. También era un joven, y sí, él y su compañero habían chocado. Los informes iniciales señalan que uno de los Urus chocó por detrás con un KIA Soul, y este a su vez dañó al segundo Urus.

El conductor, atrapado en la escena del crimen, está bajo custodia policial, mientras que el otro sigue huyendo, probablemente preocupado por la lealtad de sus amigos. El lado positivo de esto es que todo termina con daños menores a la propiedad y que el concesionario no alberga ningún sentimiento negativo. La publicación más reciente en su página de Facebook está subtitulada: “Creemos que una publicación del Urus es la mejor opción para hoy”.

No tenemos nada contra de que los niños menores de edad aprendan a conducir. Hay muchos lugares que ofrecen cursos para conductores jóvenes, pero no es lo normal en un Lamborghini Urus. Y tampoco suelen ser robados. Con una combinación de inexperiencia y un V8 biturbo que produce 650 CV y 850 Nm, este siempre iba a ser el resultado inevitable de esta “atracción” juvenil. De momento, la investigación policial continua.

Fuente: Boston25 News

Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta