El DS 7 Crossback llegó en 2018 como parte de la ofensiva SUV de la marca francesa. Con este ejemplar pretendían plantar cara a algunos modelos de renombre de ciertos fabricantes alemanes. Durante nuestra prueba a fondo pudimos comprobar que no se queda lejos en algunos aspectos. Y poco a poco su gama mecánica se ha ido completando, ya hablamos del híbrido enchufable E-Tense 4×4 y ahora le toca a uno de acceso. Ya está disponible el DS 7 Crossback 1.2 Puretech de 130 CV automático.

Hay que decir que el motor de gasolina de tres cilindros ya estaba disponible desde el inicio de su comercialización ligado a una caja de cambios manual de seis velocidades. Ahora puede configurarse con la transmisión automática EAT8 de ocho velocidades. Se trata de una opción ideal para los que quieran optar por este tipo de cambio sin necesidad de escoger un motor más potente. Porque el 1.6 Puretech sí que ofrecía la caja automática anteriormente, al igual que el diésel BlueHDI.

La mecánica de gasolina incorporaba un turbocompresor de nueva generación e inyección directa de alta presión en posición central. Gracias a ello conseguía consumos bastante contenidos y un rendimiento aceptable para sus características (la velocidad máxima es de 195 km/h). Con sus 130 CV y 230 Nm de par, homologa un consumo medio de 6,7 l/100km y unas emisiones de CO2 de 152 g/km según el ciclo WLTP.

Otra de las novedades que se introducen en la gama del DS 7 Crossback es que hay llantas de 19 pulgadas y neumáticos de Clase A para todos sus acabados, un componente que contribuye a ganar eficiencia (según la marca). Este nueva versión 1.2 Puretech de 130 CV ligada al cambio automático está disponible con los habituales acabados Be Chic, So Chic y Performance Line; pero no con el tope de gama Grand Chic. El precio de partida de este ejemplar en nuestro país es de 34.600 euros.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta