Logo de Noticias Coches
Ecurie Ecosse C-Type 2021-Jaguar C-Type Restomod (1)
Luis Blázquez

El Ecurie Ecosse C-Type es el Jaguar de competición de los 50 traído al siglo XXI

Para los entusiastas de los coches de carreras de la década de los 50, pocas máquinas son tan apreciadas y buscadas como el Jaguar C-Type. La marca del felino ha estado reviviendo algunos de sus modelos más icónicos como modelos “continuación”, y ahora un legendario equipo de la firma británica está siguiendo los mismos pasos. Ecurie Ecosse, con sede en Escocia, fue uno de los equipos privados más destacados de la época, y quiere conmemorar esos bellos tiempos con su interpretación propia del que sería Jaguar C-Type idílico.

Conocido por sus esquemas de pintura azul brillante, Ecurie Ecosse compitió con siete chasis del C-Type a partir de 1952. También ganó las 24 Horas de Le Mans en 1956 y 1957 con su sucesor, el D-Type. Pero el equipo se disolvió en 1972, y Jaguar ha recuperado el D-Type como un modelo de su serie Continuation, dejando al Ecurie Ecosse una oportunidad para resucitar al también mítico C-Type. Como tal, el equipo planea construir siete unidades nuevas, una para cada uno de los modelos que competieron en su día (todos los cuales sobreviven).

El chasis y la carrocería serán construidos a mano por artesanos, dice Ecurie Ecosse, y un motor Jaguar XK de seis cilindros en línea irá bajo el capó. El trabajo del cuerpo, al igual que los C-Type originales, estará hecho de finas láminas de aluminio montadas sobre una estructura tubular, y habrá una gran fidelidad en sus formas. Sin embargo, la compañía inglesa ha realizado algunas mejoras. Esta sostiene que, dado que el equipo de carreras mejoró sus coches para competir (y ganar) en Le Mans, se puede permitir algunas modificaciones propias.

Por ejemplo, aunque será construido con los mismo materiales, será “más ancho y rígido que antes”, con componentes cortados con láser para mayor precisión. Por otro lado, el motor XK de seis cilindros en línea también se mantiene, pero la capacidad se ha incrementado a 4.2 litros (antes 3.4 l) para generar unos poderosos pero manejables 300 CV y 380 Nm, aproximadamente 100 CV y 100 Nm más que en los años 50. Según Ecuire Ecosse, su restomod del Jaguar C-Type hace el 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y alcanza una punta de 250 km/h.

Sin duda, la mayor potencia también se ve favorecida por la adición de un sistema de inyección de combustible. El equipo también ha añadido frenos más grandes y una suspensión mejorada para manejar la potencia adicional. Y eso que el C-Type original ya era una especie de maravilla tecnológica en 1951. No solo su bastidor tubular estaba a la vanguardia de la técnica automotriz, también fue un banco de pruebas para algunos de los primeros frenos de disco (Dunlop), y tiene el honor de ser el primer coche de carreras diseñado en un túnel de viento.

“¿Qué mejor manera de celebrar el éxito histórico de los Ecurie Ecosse C-Type que fabricar más en su honor? Los siete chasis que compitieron en su día todavía existen hoy, codiciados por sus afortunados propietarios y que ocasionalmente ven la luz del día solo para eventos de carreras o concursos. Rendimos homenaje a estos coches creando una versión hermana y numerada para cada uno. Meticulosos en sus detalles, hechos a mano en Coventry y ajustados por los técnicos de Ecurie Ecosse”, dice Alasdair McCaig, actual patrocinador de la empresa.

Y es que el nivel de detalle del roadster es impresionante, con un habitáculo donde los asientos de aluminio vestidos con cuero azul combinan a la perfección con los escudos de Ecurie Ecosse pintados a mano con un aerógrafo, los cuales adornan los flancos del coche y los cronómetros Tag Heuer ‘Master Time’ en el salpicadero. El primer ejemplar ya está completado y disponible para ser visto y probado en el concesionario de Henley on Thames Hofmann’s, ubicado a unos 70 kilómetros al oeste de Londres. ¿El precio? Si preguntas, seguramente no lo puedes pagar.

Fuente: Ecurie Ecosse

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • competición
  • deportivo
  • descapotable
  • Jaguar
  • restauración